Otras empresas, como Eileen Fisher, Loomstate o Zero + Maria Cornejo, están involucradas en este proyecto que se ha llamado Fashion Positive Plus y busca una aproximación holística a la aplicación en el textil de la economía circular.

El lujo y el fast fashion suman fuerzas en la economía circular. Kering y H&M son dos de los grupos que participan en la iniciativa Fashion Positive Plus, que impulsa el Cradle to Cradle Innovation Institute con el propósito de aplicar en el textil las bases de la economía circular. También participan otras compañías como Eileen Fisher, Loomstate o Zero + Maria Cornejo

Cradle to Cradle Innovation Institute es uno de los referentes de la economía circular. Fundada en 2010 por el arquitecto y diseñador William McDonough y el químico Michael Braungart, la entidad se encarga de certificar productos elaborados bajo los criterios de la circularidad. En el ámbito del textil, la organización ya ha certificado varios tipos de algodón.

En el caso concreto de Kering, la empresa dará sus primeros pasos en materiales para, en una segunda fase, abordar la economía circular desde una visión holística para garantizar que todas las materias primas que se utilicen en la industria de la moda sean seguras y saludables para el medio ambiente y las personas, según WWD.