Cervecería y Maltería Quilmes puso en marcha “ReVuelta”, el programa que busca generar una cadena de valor sustentable. Los detalles.

Un gigante que desarrolla su cadena de valor y guía a las pymes y emprendedores hacia un giro sustentable
  • Fuente Clarín

El lunes pasado, en el auditorio del Banco Nación y frente a representantes de pymes, emprendedores sociales, startups y economías regionales, Cervecería y Maltería Quilmes presentó “ReVuelta”: su programa de abastecimiento responsable.

Con el apoyo del Ministerio de Producción de la Nación, busca impulsar la cadena de valor tal como plantea la economía circular y hacia al modelo de “triple impacto”, que suma a la ecuación el impacto social y el ambiental.

Un gigante que desarrolla su cadena de valor y guía a las pymes y emprendedores hacia un giro sustentable

ReVuelta, cómo impactar en la cadena de valor.

El anuncio fue contundente: Quilmes, del grupo AB InBev -una de las cinco empresas de consumo masivo más grandes del mundo-, modificará su matriz de compra para tener mejores y distintos insumos y servicios y contribuir al crecimiento de la economía y el desarrollo de su cadena de valor.

La flexibilización de la condición de pagos impactará en un 60% del total de la red de proveedores de la Compañía en el país. Se considerará de acuerdo a la facturación anual a la Compañía, no la razón social de los proveedores. Este cambio permitirá que la cadena de valor de la Compañía pueda cobrar más rápido, y de esta manera puedan agilizar sus negocios.

“Este proceso va mucho más allá del compromiso con el medio ambiente: es mostrar un liderazgo que inspire a otros a entender que en la cadena de valor hay oportunidades de reducir la emisión de CO2 y de retornar el vidrio (100% reciclable). Pero, también, oportunidades de negocio en cada uno de los puntos de la producción sustentable”, señaló Pablo Querol, vicepresidente de Asuntos Corporativos de AB InBev.

“Hacer responsablemente -dice Querol- significa pensar en qué hacer para que nuestros hijos reciban un país y un mundo mejor”.

Un gigante que desarrolla su cadena de valor y guía a las pymes y emprendedores hacia un giro sustentable

Mariano Mayer, Secretario de Emprendedores y PyMEs.

Cervecería y Maltería Quilmes busca mostrar un liderazgo que permita cambiar la mirada: “dejar atrás una concepción de producción lineal y reconsiderar lugares donde antes sólo se veía pérdida. Ver nuevos negocios donde antes no los veíamos.”

Algo que apoyó el rabino Sergio Bergman, ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, al decir que “nada puede ser rentable si no es sustentable”.

“Tenemos que reinventarnos con inversión, tecnología, capacitación y nuevos horizontes, para generar nuevos negocios, volviendo a establecer reglas de juego que no jueguen más con las reglas”, agregó.

A lo largo una jornada que contó con el apoyo del Consejo Empresario para el Desarrollo Sostenible (CEADS), la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Sistema B, Forbes y Noticias Positivas, los paneles de oradores se enfocaron en nuevas formas organizacionales que fomenten el impacto ambiental.

Siempre incorporando la sustentabilidad a la agenda empresarial.

“Un paso más allá –en palabras de Sebastián Bigorito, director del CEADS- de una mirada meramente de reparación, integrando los plazos largos y la integralidad en la toma de decisiones”.

El Secretario de Emprendedores y PyMEs, Mariano Mayer, dijo que “Argentina necesita que las pymes sean mejores. Y es fundamental el trabajo articulado con las grandes empresas y sus cadenas de valor”.

Un gigante que desarrolla su cadena de valor y guía a las pymes y emprendedores hacia un giro sustentable

ReVuelta, en el auditorio del Banco Nación.

Además, instó a todas las empresas a sumarse con iniciativas similares: “La formalidad laboral es parte de la agenda productiva del siglo XXI y por lo tanto es parte de la agenda de este gobierno.”

Ese fue el marco para que Rodrigo Figueiredo, vicepresidente de Abastecimiento de AB InBev, enumere los aportes concretos que viene desplegando Cervecería y Maltería Quilmes en materia de Economía Circular: “Energías renovables, heladeras inteligentes, botellas retornables, en función de algunos pilares esenciales: relación de respeto con los proveedores, la expansión y el desarrollo y el abastecimiento responsable”.

El objetivo es doble: desarrollar las comunidades locales a través de la incorporación de proveedores regionales, emprendedores sociales y pymes y el enriquecimiento de la cadena de valor incorporando proveedores innovadores y flexibles.

La flexibilización de la condición de pagos, además, ayudará a impulsar este cambio con la red de proveedores de la compañía.

Pablo Querol agregó: “Estamos muy entusiasmados porque juntos estamos construyendo una compañía para durar. No solamente para una década sino para los próximos 100 años. Esto podemos lograrlo junto a nuestra cadena de proveedores. Además de hacer negocios, queremos construir un mundo mejor junto a nuestra cadena de valor: con nuestros socios comerciales”.

¿Por qué el modelo de negocio de Quilmes se basa en la economía circular?

Basa su modelo a lo largo de todo el proceso: desde la semilla a la botella.

  • Cuidado de los recursos naturales.
  • Desarrollo de los envases según las 3R: reducir, reusar y reciclar. Su packaging es reutilizable y reciclable.
  • Implementar iniciativas para mejorar la logística y reducir las emisiones de CO2. Sus camiones utilizan biodiesel y optimizamos las rutas para recorrer menos kilómetros.
  • Trabajan con distribuidores y puntos de venta para concientizar sobre la importancia de la venta y el consumo responsable. Además, impulsan el uso de eco- heladeras entre nuestros puntos de venta.
  • El consumidor es el dueño del producto y nace un nuevo contrato entre las empresas y sus clientes.

Nace una nueva botella y más de 100.000 puestos de trabajo en todo el país.