Según una encuesta realizada por la Corporación Interamericana de Inversiones y la Fundación Vida Silvestre en bancos locales, la vinculación entre finanzas y el ambiente todavía es “algo incipiente”. (Fuente El Cronista)

Por qué Argentina está rezagada en la aplicación de finanzas sustentables

La Argentina está rezagada en la aplicación de finanzas sustentables con la incorporación de criterios ambientales, sociales, y de gobernanza, a la hora de evaluar tanto el origen de créditos como el tipo de inversiones a realizar en relación con el resto de Latinoamérica y mucho más aún si se la compara con el resto del mundo, según una encuesta realizada por la Corporación Interamericana de Inversiones y la Fundación Vida Silvestre en bancos de nuestro país.

“En Argentina, la vinculación entre las finanzas y el ambiente todavía es algo incipiente. Pero en América Latina esta tendencia se está instalando. Por ejemplo, son cada vez más los índices de sustentabilidad que están siendo promovidos por las bolsas de valores, como la de San Pablo o la de Santiago de Chile”, explicó a Télam Pablo Cortínez, Coordinador de Negocios y Ambiente en Fundación Vida Silvestre Argentina.

Agregó que “en Paraguay existe una mesa de finanzas sustentables, por ejemplo. En Chile hace poco se presentó una investigación sobre el desempeño de los bancos en la lucha contra el cambio climático. Es decir, la actividad, en este sentido, es creciente”.

“En cambio, en la Argentina esta tendencia no se verifica. Fundación Vida Silvestre realizó una encuesta junto al BID con el objetivo de establecer una línea de base sobre el desempeño de los bancos en temas ambientales, y evaluar los pasos para iniciar un camino hacia las finanzas sustentables”, dijo Cortínez.

Detalló que “la encuesta cubrió a 24 bancos que representan dos tercios del sistema financiero argentino, una muestra muy representativa. Los resultados muestran que la inmensa mayoría de los bancos ha implementado o está en proceso de implementar actividades como reciclado y eficiencia energética, por ejemplo, lo cual resulta auspicioso. Sin embargo, son pocos los que incluyen criterios ambientales a la hora de evaluar clientes y proyectos a financiar”.

Las finanzas sustentables constituyen un concepto de gran amplitud que en los últimos años, cobró creciente importancia a nivel internacional, incluso en países de menor desarrollo relativo. Temas como líneas de crédito verdes, inversiones responsables, fondos verdes, índices de acciones sustentables y bonos verdes, son algunos de los instrumentos de las finanzas sustentables que cobraron mayor notoriedad.

De acuerdo con el estudio, sólo 1 de cada 5 bancos en Argentina tiene desarrolladas líneas de crédito orientadas a la sustentabilidad y solo el 25% de los bancos encuestados consideró aspectos sociales y ambientales en sus operaciones crediticias.

La encuesta demostró que el 83% de las entidades bancarias no conoce o no está planificando la adopción de finanzas sustentables en el corto plazo; 42% está en proceso de evaluación o implementación y el 21% ha desarrollado líneas de crédito orientadas a la sustentabilidad.

De la misma manera el 42% de las entidades no conoce o no tiene planificado adoptar medidas en ese sentido en el corto plazo; el 33% lo está evaluando o tomando en cuenta y el 25% lo considera en todas las operaciones y en su estrategia de mercado.

También revela la encuesta que un 83% de las entidades considera que la aplicación de las finanzas sustentables redunda en un beneficio concreto al acotar el riesgo reputacional; el 71% de las mismas cree que le reporta reconocimiento de sus clientes y organizaciones de la sociedad civil; el 63% que le significa una mejora en el acceso al fondeo; un 42% que le ayuda a identificar nuevas líneas de negocios; otro 33% que atrae nuevos clientes o negocios y finalmente solamente el 4% considera que promueven la mejora de calidad del medio ambiente.

No obstante, los consultados consideraron que la regulación sobre sustentabilidad iría en aumento, lo que podría relacionarse con las regulaciones que comenzaron a aplicarse al sistema financiero argentino a partir de 2012 que requieren a los bancos contar con un sistema integral de riesgo.

“Esto comenzó con 5 riesgos y luego con los años se fueron incorporando otros, como el riesgo país y el riesgo residual. Por ello, más de la mitad de los bancos creía que en algún momento el riesgo ambiental se sumaría a la regulación. Esto todavía no sucedió, pero creemos que es una cuestión que será regulada en el futuro, considerando la relevancia que el tema ha tomado, y lo que está sucediendo en otros países”, indicó Cortínez.

“En el caso de Argentina, diría que en la región somos uno de los países que recién está empezando a ver el tema de los bonos verdes y en general lo que se llama finanzas sustentables por diversas razones”, acotó Cortínez.

Apuntó que “en Brasil hay 5 bancos que adoptaron los Principios de Ecuador (categorizan proyectos de acuerdo con el aporte al ambiente) en Argentina sólo el banco Galicia pero no hay ningún banco público. Ahora Argentina va a tener la presidencia del G-20, donde hay una línea que se llama Green Financial Estady Group, por lo que creo que se va a poner sobre el sistema financiero argentino esta cuestión bastante desconocida”.

“En la Argentina aún no logramos visualizar cuál es la importancia y el potencial de estos temas, pero indefectiblemente vamos camino a seguir la tendencia que se está dando en el resto de América y del mundo”, concluyó.