(Fuente Residuos Profesional) 100% de las empresas que producen acero en España se han comprometido ha desarrollar las acciones recogidas en el Pacto para la transición hacia una economía circular.

La industria del acero se suma al pacto por la economía circular

Acerinox, Aranía, ArcelorMittal, CAF, Grupo Celsa, Grupo Gallardo Balboa, Grupo Megasa, Olarra, Sidenor, SISE Siderúrgica Sevillana, Tata Steel Layde, Tubacex y Tubos Reunidos son las industrias productoras de acero en España, integradas en Unesid, que ya han firmado el Pacto por la Economía Circular, convirtiéndose en el primer sector en el que todas las empresas están ya comprometidas en la transición hacia un modelo sostenible y suscriben el compromiso de llevar a cabo las acciones detalladas en el “Pacto por una economía circular – el compromiso de los agentes económicos y sociales 2018-2020”, en la confianza de que su realización haga efectivos los beneficios que la economía circular llevará aparejados para el conjunto de la sociedad española.

Así el 100% de la producción de acero en España queda ya bajo los principios de este pacto.

UNESID fue uno de los sectores industriales que firmaron en el origen del Pacto por una Economía Circular, impulsado desde el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, con objeto de implicar a los principales agentes económicos y sociales en la transición hacia un modelo de economía circular.

La industria del acero es un claro ejemplo de economía circular, que supone mantener el valor de los productos, materiales y recursos dentro de la economía durante el mayor tiempo posible, reduciendo al mínimo la generación de residuos. El sector siderúrgico recicla todo el acero disponible, reutiliza prácticamente el cien por cien del agua que consume y optimiza en lo posible la gestión de residuos y subproductos.

La economía circular se asienta en mantener y alargar el valor de los productos. El acero es capaz de adaptarse a las complejas necesidades de los productos actuales, pudiendo reciclarse infinitas veces, sin perder ninguna de sus propiedades. La industria siderúrgica tiene implantadas las mejores y más eficaces tecnologías con el objetivo de alcanzar un alto nivel de protección del medio ambiente y utilizar criterios ambientales en el diseño, construcción, mantenimiento y explotación de sus instalaciones.