Barcelona, 3 dic (EFE).- El mercado de los productos electrónicos reparados está creciendo en España con iniciativas como la de la plataforma online Back Market, que empezó a operar en nuestro país hace un año y ha multiplicado ya por cinco el número de artículos ofertados al tiempo que expande su red de talleres colaboradores.

La responsable de desarrollo de negocio de Back Market, Maite Hellín, ha explicado a Efe que la plataforma, que nació en Francia en 2014, entró en el mercado español en febrero de 2016 con una oferta de 20 productos al día y en un año la cifra ya se ha elevado hasta los 100-200 diarios.

Back Market, que se presenta como el primer mercado online dedicado de manera exclusiva a la compraventa de productos reparados, ofrece miles de productos electrónicos y eléctricos en perfecto estado de funcionamiento y a precios por debajo del mercado.

Hellín ha destacado que la plataforma pone a disposición de los usuarios productos “reacondicionados” por profesionales certificados, de manera que funcionan como nuevos, con garantía de hasta doce meses y con compromiso de reembolso si el cliente no está satisfecho.

Back Market se diferencia de sus competidores, según ha explicado la responsable de desarrollo del negocio, en que todos sus productos son reacondicionados y no mezcla artículos nuevos con otros de segunda mano, como puede hacer, por ejemplo, el gigante Amazon.

La web ofrece en la actualidad un catálogo de 40.000 productos (6.000 en España), clasificados en cuatro categorías: móviles inteligentes, tabletas, alta tecnología y cocina y hogar.

“Un producto reacondicionado es un aparato que ha sido comprado a su propietario anterior y se ha dejado en perfecto estado de funcionamiento para venderlo a un precio entre un 20 y un 50 % más barato que uno nuevo en tienda”, ha explicado Hellín.

Back Market reivindica el papel de la economía circular, que busca reducir la producción de desechos limitando el consumo de artículos nuevos, con el menor impacto que tiene sobre el medio ambiente al reducirse los desechos.

En España, la plataforma francesa, impulsadas por los emprendedores Quentin Le Brouster y Vianney Vaute, cuenta ya con unas 50 fábricas y talleres colaboradores (de los 200 en toda Europa), en los que se lleva a cabo el trabajo de restauración.

Aunque Cataluña es la comunidad más activa en la compraventa de los productos restaurados, la mayoría de los talleres se concentran básicamente en la Comunidad Valenciana y Málaga.

Según un estudio de Back Market, la preparación para la reutilización de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos podría generar 7.400 empleos directos en España.

La plataforma se está planteando la posibilidad de instalar una oficina en España, el segundo país donde más operan después de Francia, para facilitar la gestión del día a día, que incluye visitas a los talleres colaboradores para realizar auditorías.

Además de España, Back Market está presente en Alemania, Italia y Bélgica y tiene previsto aterrizar a principio de 2018 en los Estados Unidos.