La instalación gestionará un tercio de los residuos del estado de Connecticut y será un referente en reciclaje de materiales y control de emisiones. Fuente Residuos Profesional.

Vista exterior del centro integral de valorización de RSU de la comarca del Maresme, gestionado por Sacyr

La empresa española Sacyr, en asociación con Manhattan Construction Group, ha sido seleccionado como licitador preferente (“preferent bidder”) para su segundo gran contrato en Estados Unidos, que consistirá en el diseño, financiación, construcción y operación de una nueva planta de tratamiento de residuos en Hartford, en el Estado de Connecticut, y en la modernización de la actual incineradora, adaptándola a los más altos estándares internacionales de eficiencia.

Esta instalación gestionará un tercio de todos los residuos del estado de Connecticut y será un referente en la cantidad de materiales reciclados y el control de emisiones. La inversión aproximada prevista es de 226 millones de dólares (188 millones de euros) y, a lo largo de la vida del contrato, generará una cartera global de unos 3.500 millones de dólares (2.923 millones de euros).

DOS CENTROS DE RESIDUOS Y CUATRO ESTACIONES DE TRANSFERENCIA

Las instalaciones,con una capacidad de hasta 900.000 toneladas/año, tratarán residuos sólidos urbanos, envases, papel y cartón y vidrio.

El proyecto, que licita el departamento de Energía y Protección del Medioambiente de Connecticut (CT-DEEP), incluye el diseño, financiación, construcción, remodelación y operación durante 30 años, con dos posibles prórrogas de cinco años, de los centros de tratamiento de residuos situados en la localidad de Hartford (Connecticut Solid Waste System Resource Recovery Facility y la MIRA CSWS Recycling Facility) y de las cuatro estaciones de transferencia asociadas en Watertown, Torrington, Essex y Ellington.

Las nuevas instalaciones comenzarán a operar en enero de 2019 y permitirán incrementar la recuperación de más del 40% de los residuos sólidos urbanos (RSU) a través de tecnologías de reciclado, de digestión anaeróbica y compostaje. Además, se reducirá a la mitad los residuos que actualmente se valorizan térmicamente para obtener energía eléctrica y combustible para automoción, entre otras mejoras.

TECNOLOGÍA PROPIA

La tecnología de proceso seleccionada está incluida dentro de los tratamientos más avanzados en la recuperación de recursos y consta de un tratamiento mecánico-biológico de los residuos. Este know-how, basado en más de 20 años de experiencia de Sacyr, supondrá una innovación en la actual gestión de residuos.

Además, permitirá que el tratamiento de los residuos sea más eficiente y sostenible económica y medioambientalmente, a través del tratamiento mecánico-biológico con producción de combustible derivado de residuos municipales (RDF).

Sacyr cuenta con una amplia experiencia en el tratamiento de residuos urbanos con más de 48 plantas construidas; gestiona casi 3 millones de toneladas de residuos al año en 18 plantas de España y Portugal, entre las que destacan la planta de tratamiento mecánico-biológico de residuos urbanos en Bilbao (180.000 t/año), la planta de tratamiento para Valencia y su zona metropolitana (400.000 t/año), el centro integral de valorización de RSU de la comarca del Maresme (Barcelona) que trata 250.000 toneladas de residuos al año y que produce 115.000 MWh/año, entre otras.