¿Cómo se fija el precio del oro y por qué?

Considerado un valor refugio en momentos de crisis o de alta volatilidad de los mercados, el oro es desde hace mucho tiempo toda una referencia para muchos analistas e inversores. La fijación de su precio en los mercados internacionales es casi centenario, ya que fue un 12 de septiembre de 1919 cuando se fijó su primer precio oficial en Londres, en las oficinas de NM Rothschild.

Igual te interesa…

Aunque desde entonces las cosas han cambiado en cuanto a los protagonistas, la fórmula es muy similar, casi idéntica. Los cinco miembros de la London Gold Fixing Association fijan el precio dos veces al día vía telefónica: a las 10:30 a.m. y a las 17 p.m, según la hora londinense. Algunos expertos consideran de mayor importancia esta segunda fijación, ya que es cuando se encuentra operativo el mercado de Nueva York.

Los actuales miembros de dicha asociación son Scotia-Mocatta, sucesor de uno de los fundadores; Barclays Capital, sustituto de Rotschild; Deutsche Bank, tras adquirir en 1993 Sharps Pixley; HSBC, propietario de Samuel Montagu, y Societe Generale, que sustituyó a Johnson Matthey.

Antes de que se produzca alguna operación, el presidente anuncia un precio de salida del oro a los otros cuatro miembros. Todos ellos transmiten dicho precio a sus clientes y en función de los pedidos recibidos, los clientes dan a esos miembros sus órdenes de compra o venta. En el caso de que haya tantos compradores como vendedores, se solicita a los miembros que indiquen el número de lingotes a intercambiar.

Igual te interesa…

Lingotes de oro

Pero la situación puede que no sea tan sencilla, ya que pueden producirse posiciones compradoras o vendedoras tan sólo. Incluso, que no haya un equilibrio de lingotes para las transacciones. En este caso, se vuelve a fijar el precio del oro hasta que se encuentra un cierto equilibrio, con una diferencia máxima de 50 lingotes para la compra o la venta.

Todo este proceso puede demorarse hasta que se encuentre cierto equilibrio entre las ofertas de compra y venta antes de que se fije el precio del preciado metal. Mientras tanto, los clientes de los distintos miembros de la asociación pueden hacer pedidos anticipados, pero no antes de la decisión oficial sobre el precio.

Precios diferentes

Los costes de producción y la forma de negociar los distintos tipos de lingotes difieren y siempre van a tener un precio diferente al mercado. Cuando se compra oro físico, las primas que se pagan se reducen cuanto mayor sea el peso del lingote, puesto que el coste de producción por unidad también es menor.

Los inversores deben tener en cuenta que no es lo mismo la compra directa de oro que los futuros sobre esta materia prima, aunque sus contrataciones también pueden tener un peso relativo en los mercados de Londres, Nueva York o Hong Kong, que se negocian en unos mercados distintos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s