Biofactorías en las industrias, un paso en la economía circular

Por Juan José Gross Rudloff, gerente general de EcoRiles S.A. y Análisis Ambientales S.A.
Ediciones Especiales. El Mercurio

“En EcoRiles S.A. vemos más allá del cumplimiento normativo. Optimizamos el suministro de agua gracias a la reutilización y valorización de vuestros subproductos, asegurándoles la continuidad del proceso productivo”.

Tradicionalmente la gestión de los residuos industriales líquidos (Riles) ha representado un costo económico y una traba para los industriales, tanto por la inversión y operación de las plantas de tratamiento, como por las posibles multas en caso de incumplimiento normativo de las descargas de riles, de disposición de lodos, o de reclamos de la comunidad por olores molestos. Adoptando los principios de la economía circular, las materias pasan de ser consideradas como residuos y como costos en el sistema lineal de depuración, a un concepto de mayor valor “subproducto” mediante la Biofactoría, lo cual otorga una oportunidad comercial al industrial a un punto final de proceso con los mismos riles y lodos, minimizando su vulnerabilidad frente a los efectos del cambio climático.

I. La Biofactoría para enfrentar la escasez de agua

Industriales en varias regiones de Chile están expuestos a precipitaciones cada vez menos frecuentes, tasas de evaporación mayores, y niveles de pozos o cuencas cada vez más bajos, afectando la continuidad de sus procesos productivos. Para el industrial de hoy el problema ya no es sólo saber cómo disponer de sus aguas sucias (riles) de forma adecuada a final de proceso, sino que también es  cómo asegurar la disponibilidad de agua utilizada durante el proceso productivo, frente a  la futura escasez  de agua potable (este año Chile enfrenta su undécimo año consecutivo de sequía). La pregunta critica “¿dónde se puede sacar agua, y a cuál costo?” está cambiando a “¿siempre estará disponible el agua?”, ¿cuán expuesto está mi negocio en caso de sequía y escasez  de agua?”, “¿puede seguir mi proceso productivo en caso de sequía o escasez de agua?” El sistema de tratamiento de Osmosis Inversa es una tecnología que permite al industrial reutilizar el agua depurada en los mismos procesos o como regadío agrícola. Hoy día, en el mercado chileno, EcoRiles S.A es la empresa referente con experiencia significativa en operación de plantas de osmosis inversa y que además ofrece asesoría para su implementación de estos sistemas.. Por ejemplo, de las operaciones de EcoRiles, durante el 2017 fueron reutilizados a través de osmosis 260.000 m3 de agua desde una planta de tratamiento de RiLes de capacidad de 45.000 m3/mes, representando el 60% del consumo total de agua del industrial.

II. La Biofactoría  para reducir su  consumo en energía

La disposición de lodos también representan un problemapara la mayoría de los industriales: desde el costo de transportar  los lodos y su deshidratación hasta los problemas de vectores y olores en caso de no tener lodos estabilizados, sin olvidar la escasez de centros de disposición final; todos son posibles motivos de cierre temporales del proceso productivo.  La codigestión, incineración y compostaje transforman los lodos, de residuos costosos y molestos en fuentes de energía , lo cual permitirá reemplazar parte importante de los requerimientos energéticos del industrial. EcoRiles acompaña al industrial para implementar el sistema adecuado de tratamiento y disposición de sus lodos. En este sentido, durante el 2017 se compostaron 37.000 ton, equivalentes el 60% de los lodos gestionados por EcoRiles, evidenciando una tendencia al alza desde el 2015, con un 55% de ellos, gracias a acuerdos estratégicos con empresas del rubro.

iii. La Biofactoría mano a mano con la  detección de olores

Los olores emitidos al ambiente en distintos procesos pueden afectar tanto la seguridad laboral de los trabajadores, como la molestia las comunidades circundantes a estos recintos. Desde 2007 el área de Gestión Calidad de Aire del laboratorio Análisis Ambientales (ANAM) ha ganado experiencia en la temática de olores en Chile, ofreciendo el diagnóstico y modelación de olores con la acreditación ISO 17.025. (Monitoreo instrumental de gases odorantes, Monitoreo sensorial de olores, Trabajo con la comunidad, Olfatometría dinámica, y Modelación de olores). ANAM realiza desde las visitas técnicas de inspección para el desarrollo del plan de medición, identificando los principales focos emisores, la toma de muestra, los análisis, la entrega de resultados y posterior análisis en caso que se requiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s