Reciclando contenedores marítimos para darles una nueva vida

Por qué construir con contenedores

Los contenedores marítimos son una de las piezas clave del transporte marítimo. Las mercancías que transportan los barcos van guardadas en ellos, por lo que tienen que ser resistentes y duraderos. Además, su forma sigue un patrón estándar, una decisión que se tomó para hacer más fácil su apilado y distribución en los barcos y puertos pero que tiene ahora sus beneficios a la hora de emplearlos para otros usos.

De hecho, esta es una de las grandes ventajas que aportan a la hora de usarlos en la construcción. Es muy fácil convertirlos en módulos de construcción, jugar con ellos en términos de diseño o apilarlos. Además, el hecho de estar diseñados para resistir a las duras condiciones del transporte marítimo hace que sean robustos, duraderos y que ofrezcan buenos resultados en términos de resistencia al clima.

Están obviamente preparados para resistir a la humedad, la lluvia o el viento. Su tamaño también es una de las bazas a su favor, ya que cada uno de ellos ronda los 30 metros cuadrados. No hay más que aventurarse a leer anuncios de alquileres en cualquier ciudad para ver que no es difícil encontrar estudios que están por debajo de ese espacio construidos de forma tradicional.

Precio de los contenedores

Aunque posiblemente una de las razones que han hecho que en los últimos años hayan logrado despertar tanto interés y hayan empezado a ser tenidos mucho más en cuenta a la hora de emplearlos en más y más diversas construcciones es su precio.

En muchos casos, los contenedores marítimos que se comercializan para otros usos llegan de un excedente. Para los gigantes del transporte marítimo, puede resultar más caro repatriar los contenedores de vuelta a Asia para volver a traerlos hacia Europa o América cargados de productos que simplemente comprar uno nuevo en el puerto de origen. Esto hace que se dejen en destino muchos contenedores, lo que crea un parque amplio de los mismos con los que se puede contar para nuevos usos y a precios bajos.

Pero lo cierto es que no se trata solo del precio del propio container. Los contenedores no solo son baratos, sino que además permiten eliminar de las previsiones de coste muchos materiales. Además, el reciclar los contenedores tiene un cariz eco-friendly, ya que ayuda a dar salida a algo que si no se hubiese convertido en un deshecho y se integra además en la corriente de dar recuperar materiales y espacios.

Fuente: Twenergy / Raquel Campos Pico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: