La economía circular y la digitalización marcarán el futuro de la gestión del agua, de acuerdo con Eurecat

Fuente RETEMA. Será fundamental hacer una utilización eficiente del agua y la reutilización teniendo en cuenta que sus múltiples usos requerirán diferentes calidades


 22/03/2019

La digitalización y la economía circular son las dos tendencias que están marcando el futuro en la gestión del agua, en un escenario complejo donde las nuevas tecnologías serán clave para fomentar la eficiencia y la reutilización y para combatir la escasez, donde inciden cada vez más los efectos adversos del cambio climático y un uso creciente del recurso, según el centro tecnológico Eurecat (miembro de Tecnio).

La digitalización y la gestión inteligente del agua “representa un cambio de paradigma en los procesos relacionados con la eficiencia en el uso, la reutilización y la minimización del consumo energético en torno a este recurso”, explican los expertos de Eurecat Miquel Rovira y Gabriel Anzaldi, directores de las unidades tecnológicas de Sostenibilidad y de Sistemas de Gestión Inteligentes, respectivamente, que coinciden en que “las nuevas tecnologías digitales son determinantes para ganar calidad, productividad y para asegurar la sostenibilidad”.

En los próximos años, señala Rovira, “será clave hacer un uso inteligente del agua, es decir, la aplicación de los conceptos de la economía circular en el sector” y, por tanto, “será fundamental la reutilización teniendo en cuenta que los múltiples usos que damos al agua requerirán diferentes calidades, que implicará nuevos retos relacionados con el seguimiento de la composición y los posibles riesgos asociados, como por ejemplo el microbiológico”.

Además, remarca el director de la Unidad Tecnológica de Sostenibilidad de Eurecat, “será fundamental recuperar de las aguas ya usadas la energía y los compuestos de valor que contengan, como son los nutrientes. Los tratamientos descentralizados, es decir, a medida, serán cada vez más habituales y a ser posible se integrarán en el medio natural”. Por otra parte “la regeneración del medio natural a través del desarrollo de nuevos sistemas in-situ de recuperación de acuíferos contaminados tendrá especial importancia, como en el caso de la contaminación por nitratos”, señala.

En concreto, en el ámbito del agua “hay que tener en cuenta la relación y la complejidad entre las diferentes cadenas de valor a lo largo de su ciclo, desde la captación, tratamiento y distribución hasta el consumo, la gestión del agua residual y la reutilización”, una complejidad que debe traducirse en las estructuras de la información, “a fin de obtener datos fiables que permitan una transformación digital segura y eficaz”, prosigue Gabriel Anzaldi.

En este sentido, expone el director de Sistemas de Gestión inteligentes de Eurecat, “el sector del agua se está volviendo más automatizado, conectado e inteligente”, gracias al despliegue masivo de nuevas tecnologías digitales disruptivas como la Inteligencia Artificial Aplicada, el Big Data y la Internet de las Cosas, “con un impacto directo en la reducción de costes operativos, además de contribuir a maximizar la reutilización de los recursos y de ayudar a avanzar hacia un modelo de economía circular”, subraya.

En palabras de Miquel Rovira, el agua 4.0, es decir la digitalización, “será otro eje clave de trabajo que marcará la investigación en el ámbito del agua en los próximos años”, donde “todos los avances científicos no serán provechosos si no se acompañan de buenos sistemas de gobernanza y se tienen siempre en cuenta, sobre todo, los nexos del agua con la energía, así como la producción industrial y alimentaria”.

Para el director de la Unidad de Sostenibilidad de Eurecat, “una de las claves del éxito residirá en saber ‘leer’ el agua y su contexto, para poder identificar los retos del sector y convertirlos en oportunidades en toda la cadena de valor”.

Decisiones eficientes y en tiempo real

Desde el punto de vista tecnológico, la inteligencia artificial, junto con el análisis masivo de datos y una mayor conectividad entre cadenas de valor, “hace posible la toma de decisiones más informadas, eficientes y en tiempo real”, apunta Gabriel Anzaldi.

Gracias a Internet de las Cosas y nuevos sistemas de monitorización, el sector del agua está viendo cómo las herramientas tecnológicas son cada vez son más capaces de interactuar con el entorno, generando una importante cantidad de información para representar diferentes escenarios y una mejor relación entre los mundos físicos y virtuales. Ahora, “uno de los retos es integrar el análisis predictivo en la gestión y operación, transformando el Big Data en Smart Data, lo que significa dar valor a los datos, extrayendo la información útil para generar el conocimiento necesario que facilite la toma de decisiones”, añade Anzaldi.

En este punto, es clave incidir en que estas tendencias en digitalización dentro del sector del agua se integrarán a lo largo de todo el ciclo, con el fin de englobar todos los retos vinculados a la gestión inteligente de este elemento, los cuales exigen la optimización de los procesos de forma global y sistémica.

Asimismo, “los datos son la materia prima y la tecnología solo una herramienta. Nada de esto tiene sentido sin las personas, que aportan interpretación y visión. Desde el usuario hasta el gestor, son la clave para aprovechar la revolución de los datos y la inteligencia. Al mismo tiempo, los expertos de datos debemos facilitar la integración dentro de los equipos para aportar una nueva visión de análisis, contribuir a la capacitación y mejorar la experiencia de usuario”, concluye el director de Sistemas Inteligentes de Eurecat.

Comunidad RIS3CAT del Agua

Eurecat coordina, asimismo, la Comunidad RIS3CAT del Agua, que cuenta con un presupuesto de más de 12 millones de euros, para hacer frente a los retos clave identificados en el sector y que se concretan en la calidad y cantidad, así como en los recursos asociados a la gestión de este recurso.

Los retos en calidad engloban la detección de forma rápida de posibles contaminantes y la garantía de máxima calidad del agua suministrada, mientras que los objetivos en materia de cantidad de agua implican la mejora de la eficiencia de las actuales estrategias de gestión (tratamiento, transporte, uso y depuración), el desarrollo y la utilización de fuentes alternativas, incluyendo la recuperación de fuentes contaminadas y la incorporación masiva de esquemas de reutilización y de recirculación.

La Comunidad RIS3CAT del Agua incidirá en la disminución de los recursos asociados a la gestión del agua, principalmente la energía, utilizados para el transporte y el tratamiento del agua y en la recuperación de los recursos contenidos en las aguas residuales, como nutrientes, energía, compuestos de valor añadido y la propia agua.

Con motivo de un nuevo aniversario del Día Mundial del Agua, Eurecat quiere reforzar su compromiso estratégico con el sector a través de la tecnología, situándose en la vanguardia de la investigación y la innovación, como lo demuestra el citado liderazgo de la comunidad RIS3CAT del agua y la participación del centro en múltiples proyectos europeos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: