Basura electrónica, la plaga del siglo XXI

0531_c301--Hxctor_Rio_copia.jpg_887178274.500 torres Eiffel se podrían construir con los residuos tecnológicos que se generan al año en el mundo. Al país le hacen falta normas que estipulen el tratamiento de estos desechos por parte de los productores e importadores.

Cada celular es un coctel de elementos químicos, más de cuarenta. Algunos son materia prima que puede ser recuperada y otros son compuestos peligrosos que generan daños al medio ambiente.

Su composición promedio es de: 58 % de material plástico, 17 % de vidrio y 25 % de metales como hierro, cobre, plata y oro. También incluye metales tóxicos como plomo, arsénico, cobre y berilio.

Del total de estos componentes y de los de otros aparatostecnológicos como refrigeradorascomputadorasmicroondasimpresorasacondicionadores de airecocinasconsolas… “Un 95 % se pueden recuperar para ser convertidos en nuevos productos”, explica Jhoanna Rosales, quiteña, experta en gestión adecuada de residuos electrónicos.

Sin embargo, en Ecuador, según cifras de Vertmonde, empresa dedicada por 10 años al reciclaje tecnológico, solo el 10 por ciento del total de este tipo de desechos recibe un tratamiento adecuado.

La Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU) ha denominado a la basura electrónica como “la nueva plaga del mundo”, esto al corroborar que, a escala mundial, el 80 por ciento de los residuos electrónicos terminan en vertederos o en el medio natural.

¿Las consecuencias? Cuando se tiran a la basura, los materiales se desperdician y emiten residuos tóxicos que contaminan fuentes de agua, tierra y aire… Cuando se entregan a los chamberos o chatarreros tendrá casi el mismo fin.

“Tampoco es recomendable que se destruyan, rompan o se quemen en las casas, esto afecta directamente a la salud y el ambiente. Lo mejor y más responsable es encontrar una planta de tratamiento electrónico”, asegura Rosales.

Vertmonde, World and Recycler e Intercia son algunas de las empresas ecuatorianas que realizan tratamiento a las tecnologías en desuso. Dependiendo del volumen de los desechos estas recicladoras se comprometen a realizar la recolección, caso contrario cuentan con puntos de acopio detallados en sus páginas web.

Las marcas tecnológicas, no todas, también cuentan con ideas para fomentar el reciclaje. Algunas hasta premian a sus clientes con descuentos.

Rosales considera que este tema, que afecta directamente al medio ambiente, debe contar con un compromiso político. “Desde hace más de tres años están creadas dos normas técnicas para la gestión final adecuada de los residuos electrónicos, que hasta la fecha no entran en vigencia”.

Se trata de la Norma Técnica de Responsabilidad Extendida del Productor y la Norma Técnica de Gestión de Residuos Electrónicos y Eléctricos.

Estas pautas, a voz de Rosales, permitirían que la ciudadanía tenga claridad sobre qué hacer con los residuos electrónicos y exigir a los productores e importadores que den una disposición adecuada a los productos que traen.

Iniciativas de los fabricantes

Basura electrónica, la plaga del siglo XXI

Recolectar. Claro cuenta con ánforas para la recolección de los equipos en desuso o mal estado, en sus centros de atención al cliente. Luego, un gestor ambiental realiza separación y una planta de reciclaje en el exterior concluye el proceso para que los celulares sean parte de un nuevo ciclo productivo.

Basura electrónica, la plaga del siglo XXI

Actualizar. Samsung cuenta con el programa Galaxy Upcycling que permite a los propietarios de teléfonos Galaxy usados y anticuados convertirlos en nuevas tecnologías, como televisores de circuito cerrado, consolas de juegos y dispositivos IoT. El programa arrancó en 2018 y muestra las herramientas para lograrlo, por ahora solo funciona en Seúl.

Basura electrónica, la plaga del siglo XXI

Reducir. La reducción del volumen de los residuos es una de las motivaciones de LG, por lo que cuenta con dos puntos de recolección de celulares y controles remotos usados. Estos puntos están en los Centros de Servicio de LG, ubicados en Quito y Guayaquil. La intención de la marca es aumentar esa cobertura con los talleres autorizados de red de servicio.

Basura electrónica, la plaga del siglo XXI

Reciclar. Planet Partners es una iniciativa que HP realiza en Costa Rica, Panamá, Ecuador y Puerto Rico, y plantea la recolección de suministros de impresión usados para darles un nuevo uso. Las personas que lleven sus cartuchos a los puntos de recolección autorizados reciben regalías. Por ahora Akros, Binaria y Sonda, en Quito, funcionan como puntos.

Las cifras que preocupan

 48,5 millones de toneladas de basura electrónica se generó el año pasado en el mundo, la ONU calcula que la cifra representa la construcción de 4.500 torres Eiffel.

 93 mil toneladas se sumaron en Ecuador, según el Ministerio del Ambiente (MAE), que toma de referencia los datos de la ONU.

– 80 % de los residuos electrónicos del mundo terminan en vertederos o en el medio natural, sin la gestión de reciclaje adecuada.

– 10 % de los desechos tienen el tratamiento adecuado en Ecuador, eso a pesar de que el 95 % de sus componentes pueden recuperarse.

– 46.450 celulares se recuperaron en 2017 en el Ecuador, apenas el 2% de los más de dos millones de móviles que se vendieron.

– 82 gramos genera cada ecuatoriano cada año, de basura proveniente de celulares, según la organización GSMA Latinoamérica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: