La economía verde es la gran oportunidad de crecimiento sostenible para salvar el planeta del colapso ambiental

I Congreso de Sostenibilidad Medioambiental/Mesa de debate de Energía Verde y Renovables
I Congreso de Sostenibilidad Medioambiental/Mesa de debate de Energía Verde y Renovables/Fotos Ángel Santamaría

Si no se produce un cambio de modelo productivo y una transición energética hacia una economía verde, el planeta colapsará y la emergencia climática desembocará en la sexta extinción masiva que ya vive la Tierra, acabando con la civilización tal como hasta ahora la hemos conocido.

Los expertos y representantes de todos los sectores implicados en la lucha contra el cambio climático reunidos en el I Congreso de Sostenibilidad Medioambiental, que se celebró en Madrid el pasado 31 de octubre organizado por el Grupo EIG Multimedia, editor de Cambio16, han realizado un llamamiento urgente ante la inacción frente al calentamiento global, que equiparan al mayor atentado contra la seguridad de la humanidad. La economía circular es el nuevo paradigma sostenible y verde capaz de hacer afrontar los dos grandes desafíos de la sociedad: el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

El tiempo se agota

La implicación de los agentes económicos y sociales, el cambio de modelo productivo, la inversión socialmente responsable, la economía circular y el desarrollo verde y ecológico de los núcleos urbanos, donde se concentrará el 80% de la población mundial en los próximos años, y rurales, además de los derechos humanos constituyen los factores claves para la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático a través de la economía verde y circular. Si hay colapso ambiental, no existirá progreso, según han alertado los expertos reunidos en el I Congreso Internacional de Sostenibilidad Medioambiental (CISM).

Representantes del Gobierno de España y de otras administraciones del Estado, organizaciones ecologistas y líderes del sector empresarial suscribieron un compromiso para incrementar las acciones contra el cambio climático e impulsar la economía circular, así como para acelerar el proceso de descarbonización y transición energética porque “el tiempo se agota”, según reza el lema de este foro, que ha reunido por primera vez en España a todos los sectores implicados en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

Organizado por el Grupo EIG Multimedia, editor de las publicaciones Cambio16Energía16 y Cambio Financiero, el CISM se celebró en el auditorio Caja de Música del madrileño Palacio de Cibeles, cuyo aforo se vio por momentos desbordado ante el éxito de la convocatoria. El congreso ha contado con la presencia de expertos en clima y sostenibilidad, científicos, académicos, periodistas especializados y representantes de asociaciones no gubernamentales y colectivos ecologistas. Organizaciones como WWF, Asociación Vertidos Cero, Fundación Economía Circular, World Law Foundation, Fundación Ecomar y la plataforma IQ Latino han formado parte del comité organizador.

Entre las empresas que han patrocinado el evento destacan Endesa, Coca-Cola, MGS, Damm, Suez, Globalvia, Heineken, Porsche, Correos, BBVA, Vía Célere, Sigaus, ClimateTrade y, desde el ámbito institucional, la Comunidad de Madrid. El CISM contó igualmente con socios académicos –Forética, EOI, Soma Life Center, Spainsif y la Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social (Dirse)– y media partners –Fundación Corresponsables y EFE Verde–.

Mesa de debate sobre Legislación y Protección Jurídica
Mesa de debate sobre Legislación y Protección Jurídica

CE contra el cambio climático

Este foro ha sido el preámbulo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático 2019, que será la 25ª conferencia de las partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25). La conferencia, la cumbre global más importante sobre media ambiente, se celebrará en Madrid entre el 2 y el 13 de diciembre bajo la presidencia de Chile, país que renunció a su organización ante la inestabilidad política y social que ha desembocado en graves problemas de seguridad. Los dos eventos –la COP25 y el CISM– se han convertido en las plataformas más firme para que España y la Unión Europea (UE) tomen la iniciativa en la lucha contra el cambio climático, la degradación de espacios naturales y la pérdida de biodiversidad a causa de la contaminación y la emisión de gases de efecto invernadero.

La nueva Comisión Europea se ha marcado el cambio climático y la descarbonización de la economía como uno de sus desafíos. El objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 2 grados ya no es suficiente, según los expertos, y los nuevos objetivos apuntan a no superar en 1,5 grados el aumento de la temperatura este siglo.

La economía circular, el tratamiento de residuos urbanos, la movilidad sostenible o acciones de recuperación del medio ambiente fueron algunos de los ejes centrales del foro. Los participantes pudieron informarse, educarse y conectar con personalidades del sector en un espacio multicultural y multisectorial.

Oportunidad para el crecimiento

El reto de la sostenibilidad frente al cambio climático se ha convertido además en una oportunidad a largo plazo que requerirá un enorme esfuerzo inversor. Según cálculos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la descarbonización y el proceso de transición energética generarán nuevos servicios que movilizarán un montante aproximado de 140 billones de dólares al año, lo que equivale al crecimiento de un punto y medio del PIB mundial.

Para Jorge Neri, CEO del Grupo EIG Multimedia, editor de Cambio16 y presidente del CISM, “la sostenibilidad es un elemento nuevo importantísimo para la competitividad de las empresas porque, más pronto que tarde, veremos una sociedad que reclama productos sostenibles en todas las áreas de nuestra vida. Y aquellos que sean los primeros en transformarse podrán beneficiarse económicamente”.

Jorge Neri: la sostenibilidad es un elemento clave para la competitividad de las empresas
Jorge Neri: la sostenibilidad es un elemento clave para la competitividad de las empresas

Este cambio paradigmático debe ser justo y no dejar a nadie atrás. Tiene que impulsarse desde todos los sectores implicados, desde los económicos, con las empresas al frente de la transformación, hasta los sociales, y bajo la supervisión de las administraciones locales, regionales y nacionales. Deberá contar con financiación pública y privada y con un marco regulatorio que se concrete en una ley de cambio climático que mitigue los riesgos en la inversión y regule las nuevas líneas de negocio.

Invertir en empresas sostenibles

Retos como modificar los hábitos de consumo; consolidar una agricultura y ganadería ecológicas y eficientes; infraestructuras inteligentes para los núcleos urbanos; la eliminación del CO2 mediante la reforestación o la disposición de medios para luchar contra fenómenos meteorológicos extremos, como inundaciones o sequía; el tratamiento y optimización del ciclo del agua y la gestión de residuos concentrarán la capacidad de emprendimiento e innovación tecnológica, al tiempo que constituirán la base para la creación de empleo y riqueza, con la generación de puestos de trabajo que requerirán nuevas habilidades y capacidades.

Los grandes núcleos urbanos generan el 60% de las emisiones de CO2 y el 70% del consumo energético. El modelo de producción refleja una industria que esquilma los recursos naturales sin tener en cuenta la reducción, reutilización y reciclaje del 91% de las materias primas, que no se recirculan en la economía global. Por ello, los inversores están dispuestos a pagar una prima del 9% por invertir en empresas sostenibles.

Alianza empresarial

Impulsar una alianza empresarial que aúne los principios de sostenibilidad y crecimiento destaca entre las diez propuestas con las que ha concluido el CISM. Los participantes en el CISM se han comprometido a suscribir un decálogo de actuación que implemente las medidas y acciones para lograr el objetivo de emisiones cero en el año 2050, en consonancia con las previsiones que ya está revisando la Unión Europea para la Agenda 2020.

Este decálogo, bajo el título “Únete al cambio por el planeta” y leído por el director de Comunicación de WWF, Miguel Ángel Valladares, contiene propuestas innovadoras para la protección de la biodiversidad y los ecosistemas naturales con el objetivo de detener la degradación y el avance de la desertificación. Insta igualmente a la participación ciudadana para la difusión de los principios de economía circular y la educación en el propósito de reducir, reutilizar y reciclar.

Este compromiso entiende los residuos como recursos para una gestión sostenible mediante tecnologías limpias e infraestructuras cuyo impacto ambiental minimice la huella de carbono. Se proponen asimismo medidas contra la contaminación lumínica y acústica y favorecer la agricultura y la ganadería sostenibles y un consumo responsable. También una estrategia global frente al reto demográfico de la España vaciada para recuperar un modelo ecológico del desarrollo local.

El CISM exige a las empresas firmeza para asumir el reto tecnológico de la movilidad eléctrica aérea, marítima y terrestre, tanto en el transporte de mercancías como en la movilidad ciudadana en los núcleos urbanos. El decálogo incluye la necesidad de proceder al desarrollo normativo y regulación legislativa del autoconsumo en el proceso de transición energética, fundamentalmente tras el fin del denominado impuesto al sol y la publicación de un Real Decreto que anima a los usuarios a verter la energía excedente a la red.

La creación de una alianza empresarial para alinear los objetivos de sostenibilidad con los de crecimiento y beneficio corporativo es el compromiso más ambicioso. Según la propuesta de Jorge Neri, la valoración de las empresas debe incluir en su cuenta de resultados una partida que debería representar entre un 15% y un 30% del valor final absoluto de la compañía. La propuesta pretende alinear los objetivos de sostenibilidad con los de crecimiento de las empresas, que pasarían de perseguir únicamente beneficio para los accionistas a tener que conjugar y procurar los demás intereses relacionados con su propia esencia corporativa y su responsabilidad social.

El tiempo se agota

El director de Cambio16, Gorka Landaburu, señaló en la apertura del foro que el objetivo del CISM es reflexionar y debatir sobre un tema prioritario y urgente: la lucha contra la crisis climática. “Es una oportunidad única de intercambio de ideas y propuestas cuando el tiempo apremia y es preciso encauzar las economías globales hacia un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente”, aseguró.

La necesidad de un “nuevo paradigma más sostenible y verde” es una de las prioridades que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha transmitido a los asistentes a través de una carta que ha leído Landaburu y en la que también ha destacado los riesgos climáticos. “Es importante dar a conocer las soluciones que ya existen y los casos de éxito en los que se han aplicado, en materias tan importantes como la economía circular, el tratamiento de residuos, la gestión del ciclo del agua, la movilidad sostenible o las energías renovables”, señaló.

Para el presidente del Gobierno es preciso escuchar a los jóvenes, que encabezan la lucha contra el cambio climático. “Es por ellos por quienes España, con su Gobierno a la cabeza, tiene que reaccionar ante esta demanda y abanderar la lucha contra la emergencia climática. Juntos debemos hacer de la sostenibilidad una política transversal en todos los niveles de la sociedad y posicionar a nuestro país como líder en la lucha contra el calentamiento global. Además, las buenas condiciones climáticas y geográficas nos colocan en el mejor lugar posible para aprovechar todas las oportunidades que nos ofrece este cambio de paradigma hacia un mundo más verde y sostenible.

Atentado contra la seguridad

Hugo Morán, secretario de Estado del Medio Ambiente/Ángel Santamaría
Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente

La inacción política frente a la crisis climática constituye un “atentado contra la seguridad actual y futura” ha resaltado el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, que ha inaugurado el CISM y ha defendido una política ambiciosa en el ámbito nacional e internacional. El cambio climático y la pérdida de biodiversidad son “dos grandes desafíos del planeta y de la humanidad” para Morán, quien considera que es importante transformar los retos en oportunidades porque “el tiempo se consume mientras hablamos”.

En este sentido, ha resaltado la necesidad de abordar la protección de los océanos, ya que “España es uno de los países de la UE con mayor biodiversidad marina”, así como la lucha contra la contaminación atmosférica. “Debemos trabajar para reducir las presiones sobre los recursos hídricos, que desencadenan catástrofes como la recientemente ocurrida en el Mar Menor”, ha subrayado el alto cargo del Ministerio para la Transición Ecológica, que a su vez destaca que en España “somos líderes en protección ambiental y vamos a seguir invirtiendo en este ámbito”.

En este sentido, la disponibilidad del agua, la producción agraria y el acceso a los alimentos serán algunas de las dificultades que deberá afrontar España en relación a las sequías e inundaciones que “nos afectarán y nos están afectando”.

El Secretario de Estado ha concluido la inauguración de la jornada destacando que es “necesario un nuevo modelo de desarrollo que respete los límites del planeta, que seamos responsables e inteligentes y trabajemos por el futuro que queremos”.

Desafío ético y colapso ambiental

La exministra de Medio Ambiente y vicepresidenta primera del Senado, Cristina Narbona, otra de las personalidades invitadas al CISM, apuntó en su intervención que “no existe progreso social ni económico si hay colapso ambiental”. Para la senadora socialista, España cuenta con un extraordinario potencial para desarrollar al máximo las energías renovables: “Tenemos por delante una enorme capacidad de crear empleo y generar riqueza en una transición ecológica de nuestra economía que garantice un proceso más justo, más seguro y más duradero“.

Para Narbona, que lamentó la catástrofe ambiental y ecológica del Mar Menor, “el cambio climático es ante todo un gravísimo desafío ético porque lo están padeciendo de forma mucho más dramática ciudadanos pobres en países desfavorecidos que no tienen capacidad de anticiparse a lo que llamamos catástrofes naturales –sequías, inundaciones, huracanes, etc.– y que, sin embargo, son los que apenas han contribuido al cambio climático”.

España y la UE están llamadas a liderar con objetivos más ambiciosos la lucha contra el cambio climático y un renacido negacionismo que se va inoculando en muchos países. “Es lamentable que se tenga que llegar a sucesos como los del Mar Menor para que la gente sea consciente de que la contaminación mata, pero la contaminación mata porque mata la codicia y la desidia”, matizó Narbona.

Mandato constitucional

La consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, protagonizó la clausura de la primera edición del CISM, señalando que el Gobierno autonómico ha asumido la defensa del medio ambiente como uno de sus compromisos fundamentales para esta legislatura y lo hace cumpliendo el mandato del artículo 45 de la Constitución Española, que hace más de cuatro décadas incluyó entre los principios rectores de la política social y económica el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo.

En este artículo, los constituyentes encomendaron a los poderes públicos velar “por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente”.

La prioridad es converger con las grandes regiones europeas a la hora de preservar el capital natural de la Comunidad de Madrid, así como en los desafíos que plantean el cambio climático y la economía circular para llevar a cabo una transición ordenada y efectiva hacia la sostenibilidad.

“Estamos trabajando –señaló la consejera– en una estrategia vertebradora que va a marcar nuestra política medioambiental, entre cuyos grandes ejes me gustaría destacar dos, que han sido objeto de especial atención en este congreso: uno es avanzar hacia un modelo de producción y consumo más sostenible, basado en la economía circular. El otro, se centra en el cambio climático, la eficiencia energética y la movilidad sostenible. Estoy convencida de que, si aunamos esfuerzos, conseguiremos que la Comunidad de Madrid esté también a la cabeza de Europa como un referente de desarrollo sostenible.

Finalmente, para darle continuidad al CISM, y seguir cumpliendo con el objetivo de pasar de la información a la acción en los dos pilares fundamentales de la línea editorial de Cambio16, como son la defensa de los derechos humanos y la defensa del medio ambiente, Jorge Neri anunció que el II Congreso Internacional de Sostenibilidad Medioambiental tendrá lugar en el mes de mayo de 2020. “En dicho congreso –concluyó– revisaremos los avances en el cumplimiento del decálogo de compromisos suscritos por los participantes y pondremos en marcha nueva ideas y acciones sobre las que ya estamos trabajando”.

Organizadores y ponentes del I Congreso Internacional de Sostenibilidad Medioambiental
Organizadores y ponentes del I Congreso Internacional de Sostenibilidad Medioambiental

Para más información visite Cambio16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: