Por qué el coronavirus no es un Cisne Negro y qué enseñanza le deja a la Argentina

Por GAFP

Nassim Nicholas Taleb es un investigador que creó la teoría del cisne negro o teoría de los sucesos del cisne negro. Esta es una metáfora que describe un suceso sorpresivo (para el observador), de gran impacto socioeconómico y que, una vez pasado el hecho, se racionaliza por retrospección (haciendo que parezca predecible o explicable, y dando impresión de que se esperaba que ocurriera).

Y los periodistas y comunicadores argentinos la utilizaron hasta el hartazgo para describir la Pandemia del Coronavirus y su impacto en la Argentina. Pero cuán inesperado era la pandemia luego del H1N1, el SARS y la historia de una Humanidad que sobrevivió a Pestes Negras y Española? Y los más paradigmático, por qué los chinos, japoneses, taiwaneses y coreanos lograr rápidamente aplanar la curva y nuestros ancestros europeos no? En qué parte del Contrato Social de esas naciones hay un ADN-cultural resistente a virus. Qué podemos aprender?

cisne

Evidentemente, el coronavirus no fue un Cisne Negro para China, Corea, Hong Kong o Singapur; o para gente como Bill Gates, Hollywood o los laboratorios Gilead, Moderna o Arcturus, porque no los tomó por sorpresa. Supieron qué hacer y qué medidas tomar. Y por dónde va el aplanamiento de la curva y la vacuna que lo contendrá. Todos esos países, laboratorios o gente bien informada, sabía que esto Coronavirus era un escenario posible y estaban, y está preparados para dar soluciones. Se anticiparon a éstos escenarios pandémicos, y crearon sistemas de respuesta rápida.

El desarrollo de un país se mide por su capacidad de respuesta al cambio, por cómo cuida a su gente, por cómo se prepara su lugar en el mundo; cómo educa, forma, da oportunidades  y en crear opciones a sus ciudadanos. Pero, por sobre todo, han creado un Contrato Social en el que cada ciudadano asume ciertas reglas legales, sociales, culturales, económicas que permiten su desarrollo sostenible, funcionamiento y entendimiento. Sin grietas, sin me salvo sólo, sin me avivo para sacar ventajas, y donde el camino es el esfuerzo del conjunto para mejorar entre todos.

¿Qué puedo hacer dentro de la ley y qué queda fuera de la ley? Los Estados fallidos, son lo que quiebran ese Contrato Social todos los días, y no pueden responder ante el cambio porque las grietas, peleas internas, pujas de poder fuera de la ley, oportunismo y cagarse en el otro son la norma.

Las naciones que van a salir fortalecida de la Pandemia del Coronavirus, son las que mantengan reglas sociales y políticas claras; las que crean en su dirigentes y las decisiones que toman; los que superen el miedo haciendo y no dejando que cada uno hago lo que le parezca; los que crean en sus equipos de líderes científicos, sociales, políticos e industriales y no los que sigan a los mediáticos y opinólogos; los que ya estén pensando desde el encierro social cómo sacar al país adelante luego del encierro. Que la Cuarentena nos ayude a pensar otro país, y que para cada Cisne Negro sanitario, laboral, climático, social, urbano, productivo, etc, tengamos una solución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: