Basura electrónica: ¿cómo reciclar los dispositivos tecnológicos en desuso?

Fuente TN: Existen alternativas para no generar desechos electrónicos cuando la vida útil de tus aparatos digitales llega a su fin. ¿Cómo se tratan estos residuos en Argentina?

el mundo generó en 2018 más de 50 millones de toneladas de residuos electrónicos.
El mundo generó en 2018 más de 50 millones de toneladas de residuos electrónicos.

En español, nos referimos a este tipo de basura como Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEES). Pero, ¿por qué es tan importante qué hacer cuando ya cumplieron su vida útil? La mayoría de los aparatos electrónicos están compuestos en un 72% de materiales reciclables -tales como plásticos, metales y vidrio-, un 25% de materiales reutilizables -cables, motores, imanes- y un 3% de residuos peligrosos. Estos últimos refieren a tubos de rayos catódicos, plaquetas de circuitos integrados y gases de refrigeración, por ejemplo. Esta porción de residuos peligrosos depende de un sistema de gestión ambiental que se diferencia del resto de los residuos urbanos, con el objetivo de evitar daños en el ambiente e incluso en la salud de los ciudadanos.

Gracias al reciclado de la basura electrónica, los dispositivos pueden convertirse en un reservorio de materia prima para que luego se transformen en nuevos objetos. Un famoso ejemplo es la campaña de recolección que se realizó en Japón: recuperaron metales para luego fabricar las medallas de los atletas que participan en los Juegos Olímpicos.

¿Cómo reducir la basura electrónica?

Disminuir los desechos electrónicos también es una forma de contribuir con el ambiente. Es que, según una publicación de la ONU, los expertos afirman que si se continúan produciendo toneladas de basura electrónica y además no se reciclan adecuadamente, los seres humanos y el medio ambiente estarán expuestos a agentes cancerígenos y gases tóxicos procedentes de productos electrónicos obsoletos que se desechan en los vertederos de todo el mundo.

Existen distintas acciones que como usuarios de dispositivos electrónicos podemos implementar para reducir los desechos de e-basura. Lo principal es disminuir el consumo de nuevos aparatos electrónicos. ¿Cómo es posible eso hoy en día? La idea es tomar conciencia y, por ejemplo, no comprar un celular nuevo si no es necesario. Muchas personas no esperan a que el aparato cumpla su ciclo de vida -lo más difícil es resistirse ante las acciones de márketing de los smartphones- y de esta forma generan más desperdicios electrónicos.

En segundo lugar está la importancia de reutilizar un producto electrónico. Si se deja de usar un celular, por ejemplo, lo ideal es que lo herede otra persona, para que no quede archivado y muchos menos termine en la basura. Muchos también optan por venderlo. Ambas acciones son formas de reutilizar y disminuir los desechos electrónicos. Por último, una vez que el aparato ya está listo para desecharse, es momento de reciclarlo.

Disminuir los desechos electrónicos también es una forma de contribuir con el ambiente. Foto: Pixabay
Disminuir los desechos electrónicos también es una forma de contribuir con el ambiente. Foto: Pixabay

¿Qué hacer con los dispositivos electrónico en desuso?

En Argentina, existen campañas de reciclaje en los distintos puntos del país. Por ejemplo, en la Ciudad de Buenos Aires los vecinos pueden llevar sus residuos electrónicos a los llevan a los Puntos Verdes Móviles o a los Puntos Verdes Especiales. Es una forma segura para recuperar los materiales reciclables, como es el caso de los metales, y así disminuir el efecto que este tipo de residuos podrían generar en el ambiente. Se pueden consultar estos puntos de recolección a través del sitio web del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Sin dudas, el mapa “Dónde Reciclo” es una herramienta muy útil para localizar los lugares habilitados para reciclar basura electrónica.

Además de estas campañas llevadas adelante por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, existen organizaciones que se dedican a dar una nueva utilidad a los equipos electrónicos que la gente desecha. Por ejemplo, la Facultad de Informática de la Universidad Nacional de La Plata cuenta con un programa conocido como “@ebasura”, en el que luego de reciclar distintos componentes electrónicos, confeccionan computadoras para donarlas.

Desechos electrónicos en números

Las cifras compartidas la por la Organización de las Naciones Unidas son alarmantes. De acuerdo a su último informe publicado, el mundo generó en 2018 más de 50 millones de toneladas de residuos electrónicos. Esto equivale a tirar a la basura 125.000 aviones jumbo o 4500 torres Eiffel y suficientes para cubrir de desperdicios toda la isla de Manhattan. Solo una pequeña porción de los restos de computadoras, electrodomésticos, teléfonos, baterías son reciclados correctamente.

Una cifra más cercana es la que publicó la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires: únicamente en CABA, cada habitante genera al año 7 kg de RAEES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: