Día mundial del reciclaje

Imagen(InfoBAE)  El valor del reciclado es la reutilización. Y este concepto altera totalmente la mirada sobre la basura. La basura no es sólo desechar, también es clasificar y reutilizar. Es importante internalizar este cambio de paradigma si realmente aspiramos a tener un mundo mejor.

Entendemos por reciclaje el proceso por el cual un producto ya utilizado, en principio destinado al deshecho, es procesado para que pueda ser reutilizado, disminuyendo así el impacto medioambiental de nuestros hábitos de consumo. El vidrio, el papel y el metal son, por el momento, los materiales que más habitualmente se reciclan.

Una vía para la mejora en la práctica del reciclaje es el conocimiento de los medios a nuestro alcance. Además de los habituales contenedores para el papel, los residuos y los restos orgánicos, existen los llamados ‘puntos limpios’, en los que se recogen aquellos residuos que no pueden o deben ser arrojados a los contenedores de basura, ya sea por su volumen -muebles, escombros, chatarra.- o su peligrosidad. Éstos últimos, a los que se debe prestar especial atención, son los tubos fluorescentes, los envases de productos higiénicos, los medicamentos caducados o las pilas y otros tipos de baterías entre otros.

Origen

El Día Mundial del Reciclaje se inició en Texas en el año 1994, luego se unió México en el año 1998. Y a partir de ese momento la necesidad de impulsar el reciclaje se extendió a todos los países del mundo.

Entonces, la iniciativa de celebrar el 17 de mayo como el Día Internacional del reciclaje tiene como fin promover entre los ciudadanos del globo una mayor responsabilidad sobre la materia y los desechos que dañan la naturaleza.

Pero ¿cuál es el estatus de realidad sobre el reciclado de la basura en la Argentina?

En diálogo con Infobae Elisa Gil responsable de Doná tu Basura, la ONG que organiza el evento #Soy una basura junto al pionero en el tema Pachi Tamer (@pachitamer)  en el marco del Día Mundial del Reciclaje explica: “En Argentina la nueva cultura del reciclado, separación en origen y recolección diferenciada recién está apareciendo. Es atraso es consecuencia de políticas y comportamientos errados o inexistentes tanto de la ciudadanía como gobiernos, generando hoy una situación de urgencia”.

“Si bien el compromiso sustentable de los vecinos crece dia a dia y el compromiso de los gobiernos nacionales, provinciales y municipales acompañan con leyes y normas es necesario trabajar mucho desde todos los sectores para concientizar y educar ya que no alcanza”.

“Separar los residuos en casa, dar inclusión social a través del reciclado de residuos, a los llamados recuperadores urbanos e incentivar industrias y emprendimientos de reciclaje es una tarea que debemos hacer todos día a día y de manera sostenida”, refuerza Gil.

Por el mundo

En el mundo hay muchos sistemas de separación de residuos catalogados por colores o materiales diferenciados. En el caso argentino la separación se hace básicamente en tres: orgánicos (compost), reciclables o secos (papel, cartón vidrio, tetra, plástico, latas) y residuos húmedos (residuos higiénicos, papel, cartón mojado o sucio, vidrios rotos).

Bolsas para contener a los residuos hay dos: la verde para reciclables que recolectan las cooperativas de Recuperadores urbanos o se depositan en puntos verdes de recoleccion voluntaria (contenedores de uso exclusivo)o entidades recolectoras y la bolsa negra (húmedos)que sigue el sistema de recolección habitual diaria.

Brasil es un modelo muy similar a la Argentina por la existencia también de recuperadores urbanos en el proceso. Puntualiza Elisa Gil: ” La basura no solamente contamina el suelo, el aire y el agua sino que su acumulación es generadora de inundaciones, enfermedades infectocontagiosas o de piel, sobre todo en los niños que viven en barrios cercanos basurales o que son casi basurales a cielo abierto”.

Es importante remarcar que cada uno de nosotros es responsable de los residuos que genera y por lo tanto de su trazabilidad y disposicion final adecuada. Para empezar a actuar podemos incorporar nuestra Ley de seis R. Aquí van

1- Reaccionar y tomar conciencia de la urgencia y el compromiso que requiere el “tema basura” en todo el pais.

2- Rechazar consumir indiscriminadamente packaging, envases, bolsas de plástico y todo lo que NO se recicla.

3-Rediseñar hábitos de consumo, separar residuos en casa, en la empresa, institución o barrio.

4- Reducir el uso de energía y de agua.

5- Reutilizar todo lo que se pueda.

6- Reciclar y darle a un recurso otro ciclo productivo.

Cambiá tu vida

Pachi Tamer es publicista, fotógrafo y trabajador social. Pachi revolucionó el mundo online con su proyecto One Dollar Dreams y las conferencias Tedx.

Tamer utiliza su carisma natural y es un gran concientizador social sobre el rol individual y el papel social tanto de los residuos como del giro que podamos darle a nuestra vida, mejorando la de los demás.

Charla gratuita de Pachi Tamer #SoyUnaBasura: sábado 17 de mayo en Darwin Multiespacio del Hipódromo de San Isidro, a partir de las 15 horas. La entrada es gratuita, con inscripción online.

 

Para reservar uno de los 1.000 lugares disponibles solo basta con ingresar awww.donatubasura.com.ar y completar el formulario de acreditación. El predio cuenta con estacionamiento gratuito tanto para autos como para bicis. A su vez, el evento será transmitido en vivo por streaming en el site de Doná tu Basura.

La conductora de radio y TV Connie Ansaldi -experta en branding y social media y CEO de Nuclear fue quién ideó este evento junto a Elisa Gill y será quien presentará a Pachi Tamer: ” Estar presente en #SoyUnaBasura es vivir la experiencia. Asistir al orden del caos. Es saber cómo y por qué debemos generar un cambio. Quienes asistan el 17 de mayo al encuentro con Pachi Tamer estarán presenciando un nuevo paradigma. Ser efímero o permanecer en un otro es una elección”, explica Ansaldi.

El reciclaje: ¿debe ser obligatorio para las ciudades?

Recientemente, varias ciudades de Argentina instalaron el debate si reciclar debe ser un servicio municipal más obligatorio. ¿Qué ganan los municipios? En la Argentina, ciudades como Buenos Aires, Curuzú Cuatiá o Rafaela han tomado al reciclaje como una política de estado.

Ahora, usted puede preguntar, ¿por qué no todas las ciudades tienen el reciclaje?   Estamos tratando de reducir la tasa de generación de residuos y la disposición final en relleno santiros.

Nos ronda la  utopía de la “basura cero”, sin embargo, la mayoría de las ciudades de América latina no han implementado ningún plan de escala y eficiente de reciclaje. Desafortunadamente, la mayor parte de las decisiones políticas en cuanto al reciclaje se reduce a costo. Reciclaje cuesta mucho más que el envío de residuos a los rellenos sanitarios en la mayoría de pueblos y ciudades, por lo que es difícil para los pueblos más pequeños para poner en práctica el programa y comerciliazar el plástico, cartón, chatarras, o el compost generado.

Sin embargo, hay otras razones importantes por las cuales el reciclado no es un programa obligatorio de la ciudad. Algunas personas sienten que la “crisis de los rellenos sanitarios” como el rechazo popular a la CEAMSE (que gestiona los residuos de 15 millones de habitantes del Área Metropolitana de Buenos Aires) es, al menos exagerada. Siempre se especula que algún municipio abrirá sus puerta a la basura a cambio de un buen ingreso.

Ahi viene la teoría de los Emiratos de la Basura o las Área de sacrificio: cedo mis tierras a cambio de una reducción de impuestos o alta renta de mis vecinos. Sería como un Emirato de la Basura. Cobro por aceptar la basura de mis vecinos, y distribuyo beneficios entre votantes. ¿Pero hasta dónde pueden durar éste modelo?

A pesar de que esos son los dos argumentos razonables, también tenemos que pensar en el futuro. Los materiales más reciclables que van al vertedero ahora están ocupando espacio para los residuos reales en el futuro. Los rellenos sanitarios no siempre tienen el espacio, y tenemos que llegar a una solución antes de que sea demasiado tarde.

Algunas ciudades han encontrado maneras de disminuir el coste del reciclado, por lo que es más factible. Algunas soluciones son la instalación de plantas automatizadass con procesos de clasificación de reciclables y de compstaje. Otro método exitoso es educar al público sobre los beneficios que trae el reciclaje. El reciclaje puede ser costoso, pero si los pueblos y ciudades más pequeños utilizan sus recursos que puede reducir significativamente el impacto financiero.

El desafío está planteado: o cada municipio y ciudad arma su esquema de reciclaje, o seguiremos dependiendo de “Emiratos de la Basura”, que a cambio de sacrificar sus suelos reciban una alta compensación. Más información en:

http://environment.about.com/od/recycling/a/must_recycle.htm

http://www.refusespecialists.com

 

Provincia de Buenos Aires: Industrias y shoppings deberán pagar por la basura que generen

 

El cambio fue adoptado en tres resoluciones del Organismo para el Desarrollo Sustentable (OPDS) de la provincia.

Quienes no cumplan con la medida serán pasibles de apercibimientos y multas que van entre 1 y 1000 sueldos básicos de la administración pública provincial, que hoy es de $ 1212,05.

La obligación de separar la basura que producen los grandes generadores como hoteles e hipermercados rige en la ciudad de Buenos Aires desde 2006.

Hugo Bilbao, al frente del OPDS, confirmó la información y sostuvo: “La gestión integral de los residuos es fundamental para mejorar la performance de la Ceamse, pero además trae aparejada la inclusión social, ya que el tratamiento adecuado de los residuos es un gran generador de puestos de trabajo y de oportunidades tanto para trabajadores independientes como para cooperativas dedicadas a esta problemática”.

El funcionario indicó que cada uno de los destinatarios de esta medida deberá diseñar un plan integral de residuos, nombrar un responsable y contratar el traslado de la basura (seca y húmeda) y pagar por su enterramiento. Esto también significa que los municipios ya no deberán pagar este servicio.

En el caso de los countries el responsable del plan deberá acordar con alguna de las cooperativas de cartoneros para que retiren el material reciclable. Según los cálculos oficiales, cada uno de los barrios cerrados genera unas 30 toneladas por mes. En la práctica hoy sólo el ocho por ciento de los countries cuenta con programas de reciclado.

Esta medida significará un ingreso extra para la Ceamse. Aunque el universo de los afectados por la medida aún es una incógnita, se firmó un convenio con la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) para determinarlo.

Las industrias y los grandes generadores de basura situados en el área de cobertura de la Ceamse generan unas dos mil toneladas de basura por día. Si para enterrar cada una de ellas la Ceamse cobra 432 pesos, su recaudación diaria crecería alrededor de unos 864.000 pesos.

En los terrenos destinados al tratamiento de la basura del área metropolitana se entierran otras diez mil toneladas diarias de residuos generadas por la población del conurbano. La ciudad de Buenos Aires, a su vez, envía 4400 toneladas diarias para su tratamiento.

Ahora, desde el 1° de febrero de 2014 los grandes generadores de residuos de la provincia deberán separar la basura e inscribirse en la Ceamse para poder enterrar la basura que generan. Aunque no hay números claros, se estima que un hipermercado genera unas 100 toneladas de basura al mes.

Las industrias de las categorías 2 y 3 -las más contaminantes, como las petroleras- a partir del primer día de enero del año próximo tienen que estar inscriptas en la Ceamse para obtener o renovar el Certificado de Aptitud Ambiental, que entrega el OPDS cada dos años. En este caso la norma abarca a toda la provincia, en donde se estima que hay unos 25.000 establecimientos de este tipo.

El régimen de residuos especiales (basura que requiere un tratamiento especial) seguirá vigente.

“La problemática ambiental debe tratarse de manera transversal ya que todos los sectores están involucrados en la materia; es por eso que elegimos el trabajo conjunto, integrando a todos los actores porque ésta es la única manera que conocemos de resolver los problemas, entre todos”, agregó Bilbao.

LEY QUE NO SE CUMPLE

En rigor estas resoluciones llegan para reforzar una ley que no se cumple. Se trata de la 13.592, cuyo objetivo es minimizar la cantidad de residuos que se entierran y a la que pocos municipios han adherido.

Esta norma, que fue reglamentada en 2010, es la que establece las sanciones de las tres nuevas resoluciones que están incluidas en la ley general del ambiente provincial.

Cabe recordar que el sistema de rellenos sanitarios de la Ceamse está en crisis. Los tres vertederos que aún funcionan están al punto del colapso. El más grande, el de José León Suárez, que también recibe los desechos de la ciudad de Buenos Aires, tiene una vida útil de un año más.

Para extender los terrenos y construir un nuevo espacio de disposición final sería necesario que la Nación cediera tierras de Campo de Mayo. Hasta el momento, el Poder Ejecutivo Nacional negó esa posibilidad.

Sin embargo, el conflicto supera la puja que pueda existir entre la Nación y la ciudad de Buenos Aires. Es que los municipios en donde está ubicado el relleno Tigre, San Martín y San Miguel, rechazan de plano la posibilidad de afectar nuevos espacios allí.

Andrés Nápoli, de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), indicó: “Aunque la medida no se conoce en su totalidad, creo que apunta en la dirección correcta, en tanto que busca cumplir con los objetivos dispuestos en la ley 25.916, que promueve el reciclado y la minimización de los residuos que tienen como destino la disposición final. Sin embargo, para que esta medida pueda tener un impacto positivo, tanto el gobierno de la provincia de Buenos Aires como los municipios deberían establecer metas estrictas de reducción de residuos, programas de separación en origen, sistemas de recolección diferenciada y el reemplazo del obsoleto sistema de enterramiento vigente y que tiene su cabeza en la Ceamse”.

El director de la ONG además agregó: “De igual manera los municipios deberían asumir políticas y acciones tendientes a remover los más de 300 basurales a cielo abierto existentes en el AMBA y cuya generación son de su exclusiva responsabilidad”. Los basurales a cielo abierto son parte del grave problema de contaminación que afecta a la cuenca Matanza-Riachuelo.

CÓMO FUNCIONA EL NUEVO PLAN BONAERENSE

Los residuos húmedos u orgánicos son todos aquellos que no pueden ser reciclados. La categoría de secos incluye el cartón, papel, plásticos, vidrios y metales. Para poder ser reciclados deben estar limpios. Los papeles mojados, por ejemplo, no sirven.

El nuevo plan que diseñó la provincia contará con la colaboración del la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la Universidad Tecnológica Regional La Plata (UNTec) para su desarrollo.

Se habilitará un mapa online de destinos sustentables tales como lugares de disposición final y cooperativas de cartoneros..

Industrias, cadenas comerciales, hoteles y Barrios Cerrados deberán separar y pagar por su basura doméstica

 Imagen“Desde el 1° de enero de 2013, industrias, hoteles de 4 y 5 estrellas, shoppings y galerías comerciales, hipermercados y cadenas de locales de comidas rápidas de la provincia de Buenos Aires deberán separar sus residuos y pagar por la basura que entierren en la Ceamse (Coordinación Ecológica Metropolitana Sociedad del Estado).”

“Quienes no cumplan con la medida serán pasibles de apercibimientos y multas que van entre 1 y 1000 sueldos básicos de la administración pública provincial, que hoy es de $ 1212,05.”

Cada uno de los destinatarios de esta medida deberá diseñar un plan integral de residuos, nombrar un responsable y contratar el traslado de la basura (seca y húmeda) y pagar por su enterramiento.”

La medida, adoptada por el gobierno de Daniel Scioli, alcanza a los vecinos de los countries, que no sólo deberán tener dos recipientes para separar sus desechos, sino que tendrán que encargarse del destino final del material reciclable que generen. Para esto, tendrían que alcanzar un acuerdo con cooperativas de cartoneros.

El cambio fue adoptado en tres resoluciones del Organismo para el Desarrollo Sustentable (OPDS) de la provincia.

Quienes no cumplan con la medida serán pasibles de apercibimientos y multas que van entre 1 y 1000 sueldos básicos de la administración pública provincial, que hoy es de $ 1212,05.

La obligación de separar la basura que producen los grandes generadores como hoteles e hipermercados rige en la ciudad de Buenos Aires desde 2006.

Hugo Bilbao, al frente del OPDS, confirmó la información y sostuvo: “La gestión integral de los residuos es fundamental para mejorar la performance de la Ceamse, pero además trae aparejada la inclusión social, ya que el tratamiento adecuado de los residuos es un gran generador de puestos de trabajo y de oportunidades tanto para trabajadores independientes como para cooperativas dedicadas a esta problemática”.

El funcionario indicó que cada uno de los destinatarios de esta medida deberá diseñar un plan integral de residuos, nombrar un responsable y contratar el traslado de la basura (seca y húmeda) y pagar por su enterramiento. Esto también significa que los municipios ya no deberán pagar este servicio.

En el caso de los countries el responsable del plan deberá acordar con alguna de las cooperativas de cartoneros para que retiren el material reciclable. Según los cálculos oficiales, cada uno de los barrios cerrados genera unas 30 toneladas por mes. En la práctica hoy sólo el ocho por ciento de los countries cuenta con programas de reciclado.

Esta medida significará un ingreso extra para la Ceamse. Aunque el universo de los afectados por la medida aún es una incógnita, se firmó un convenio con la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) para determinarlo.

Las industrias y los grandes generadores de basura situados en el área de cobertura de la Ceamse generan unas dos mil toneladas de basura por día. Si para enterrar cada una de ellas la Ceamse cobra 432 pesos, su recaudación diaria crecería alrededor de unos 864.000 pesos.

En los terrenos destinados al tratamiento de la basura del área metropolitana se entierran otras diez mil toneladas diarias de residuos generadas por la población del conurbano. La ciudad de Buenos Aires, a su vez, envía 4400 toneladas diarias para su tratamiento.

Ahora, desde el 1° de febrero de 2014 los grandes generadores de residuos de la provincia deberán separar la basura e inscribirse en la Ceamse para poder enterrar la basura que generan. Aunque no hay números claros, se estima que un hipermercado genera unas 100 toneladas de basura al mes.

Las industrias de las categorías 2 y 3 -las más contaminantes, como las petroleras- a partir del primer día de enero del año próximo tienen que estar inscriptas en la Ceamse para obtener o renovar el Certificado de Aptitud Ambiental, que entrega el OPDS cada dos años. En este caso la norma abarca a toda la provincia, en donde se estima que hay unos 25.000 establecimientos de este tipo.

El régimen de residuos especiales (basura que requiere un tratamiento especial) seguirá vigente.

“La problemática ambiental debe tratarse de manera transversal ya que todos los sectores están involucrados en la materia; es por eso que elegimos el trabajo conjunto, integrando a todos los actores porque ésta es la única manera que conocemos de resolver los problemas, entre todos”, agregó Bilbao.

LEY QUE NO SE CUMPLE

En rigor estas resoluciones llegan para reforzar una ley que no se cumple. Se trata de la 13.592, cuyo objetivo es minimizar la cantidad de residuos que se entierran y a la que pocos municipios han adherido.

Esta norma, que fue reglamentada en 2010, es la que establece las sanciones de las tres nuevas resoluciones que están incluidas en la ley general del ambiente provincial.

Cabe recordar que el sistema de rellenos sanitarios de la Ceamse está en crisis. Los tres vertederos que aún funcionan están al punto del colapso. El más grande, el de José León Suárez, que también recibe los desechos de la ciudad de Buenos Aires, tiene una vida útil de un año más.

Para extender los terrenos y construir un nuevo espacio de disposición final sería necesario que la Nación cediera tierras de Campo de Mayo. Hasta el momento, el Poder Ejecutivo Nacional negó esa posibilidad.

Sin embargo, el conflicto supera la puja que pueda existir entre la Nación y la ciudad de Buenos Aires. Es que los municipios en donde está ubicado el relleno Tigre, San Martín y San Miguel, rechazan de plano la posibilidad de afectar nuevos espacios allí.

Andrés Nápoli, de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), indicó: “Aunque la medida no se conoce en su totalidad, creo que apunta en la dirección correcta, en tanto que busca cumplir con los objetivos dispuestos en la ley 25.916, que promueve el reciclado y la minimización de los residuos que tienen como destino la disposición final. Sin embargo, para que esta medida pueda tener un impacto positivo, tanto el gobierno de la provincia de Buenos Aires como los municipios deberían establecer metas estrictas de reducción de residuos, programas de separación en origen, sistemas de recolección diferenciada y el reemplazo del obsoleto sistema de enterramiento vigente y que tiene su cabeza en la Ceamse”.

El director de la ONG además agregó: “De igual manera los municipios deberían asumir políticas y acciones tendientes a remover los más de 300 basurales a cielo abierto existentes en el AMBA y cuya generación son de su exclusiva responsabilidad”. Los basurales a cielo abierto son parte del grave problema de contaminación que afecta a la cuenca Matanza-Riachuelo.

CÓMO FUNCIONA EL NUEVO PLAN BONAERENSE

Los residuos húmedos u orgánicos son todos aquellos que no pueden ser reciclados. La categoría de secos incluye el cartón, papel, plásticos, vidrios y metales. Para poder ser reciclados deben estar limpios. Los papeles mojados, por ejemplo, no sirven.

El nuevo plan que diseñó la provincia contará con la colaboración del la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la Universidad Tecnológica Regional La Plata (UNTec) para su desarrollo.

Se habilitará un mapa online de destinos sustentables tales como lugares de disposición final y cooperativas de cartoneros.

+info: http://www.lanacion.com.ar/

Blog de WordPress.com.

Subir ↑