Las inversiones en investigación sobre tecnologías de almacenamiento energético impulsarán las energías renovables.

Imagen Autoría: Ruth Simón Fermosell
Las inversiones en investigación sobre tecnologías de almacenamiento energético impulsarán las energías renovables.
La Agencia Internacional de la Energía expone en un informe que las tecnologías de almacenamiento ofrecen ya un alto potencial, pero aún queda camino por recorrer para integrarse en el mercado actual.
El nuevo informe de la Agencia Internacional de la Energía, -Hoja de ruta de la tecnología de almacenamiento de energía-, recoge como los avances de la investigación en el almacenamiento de energía pueden acelerar la transición a un nuevo sistema energético bajo en carbono.

Una de las grandes barreras para la implantación de las energías renovables a escala mundial es su variabilidad y la dificultad que implican a la hora de almacenar la energía producida. Para que el futuro del sistema energético avance hacia una producción baja en emisiones, hace falta invertir en investigación e innovación para que la nueva tecnología de almacenamiento supere las actuales barreras.

El almacenamiento de energía permitirá utilizarla cuando y donde sea necesario, desvinculando en cierto grado la oferta de la demanda, aumentando la flexibilidad del sistema y además la fiabilidad del suministro. En las próximas décadas, los avances tecnológicos de los sistemas de almacenamiento son los que facilitarán la expansión de las energías renovables variables como la eólica o la solar. Una de las cosas fundamentales que definen a los sistemas de almacenamiento es el tiempo, desde sistemas estacionales por ejemplo, que guardan el calor del verano para calentar los hogares en el invierno. Los sistemas de almacenamiento también pueden cambiar la oferta y la demanda dentro de un área de corregir los desequilibrios de carga, evitando las caídas de tensión y apagones. El almacenamiento puede incluir los grandes sistemas centralizados, así como las pequeñas plantas y las unidades fuera de la red.

El Director de Política Sostenible y Tecnología de la AIE, Didier Houssin, durante la presentación del informe en París, expuso que los avances e innovaciones sobre el almacenamiento de energía, mejorarán la eficiencia en el uso de los recursos energéticos y aumentará el acceso a la energía, sobre todo en aquellas zonas de escasos recursos donde no llega actualmente la infraestructura. El cuidado del medio ambiente, la independencia energética, seguridad y un mayor acceso a la energía son pilares fundamentales para que el sistema energético sea más seguro y más sostenible en el futuro.

El informe de la AIE, presenta una hoja de ruta a largo plazo para el año 2050, en la que se da un sistema eléctrico bajo en emisiones con una amplia participación en energías renovables, estimando un almacenamiento adicional de 310 gigavatios conectados a red en EE.UU, Europa; India y China. Esto significaría 100 veces más de la capacidad de la mayor instalación de almacenamiento de electricidad en Estados Unidos, en el condado de Bath Pumped Storage Station y 10 veces más que todas las instalaciones de almacenamiento de electricidad existentes en la Unión Europea.

Para lograr estos objetivos tiene que darse un incremento de las inversiones. El informe desvela que China, la India, la Unión Europea y los Estados Unidos deberían invertir al menos US $ 380 mil millones en nueva capacidad de almacenamiento de electricidad para el año 2050 para apoyar la descarbonización.

Las tecnologías de almacenamiento aún tienen una difícil implantación en muchos mercados, debido a que el coste aún no resulta competitivo frente a algunas condiciones regulatorias. Por ello es importante acelerar la curva de aprendizaje para aumentar el rendimiento y bajar los costes. Precisamente el informe de la AIE, presenta recomendaciones para la inversión en sistemas de almacenamiento y cómo garantizar que la inversión sea económicamente viable o rentable con respecto a la los servicios que se pueden suministrar. El informe también incluye el establecimiento de plazos pata realizar acciones específicas a nivel mundial para ayudar a estas tecnologías a llegar de manera más competitiva a la implementación y a los mercados. Se requieren esfuerzos adicionales (por ejemplo, inversiones en investigación y desarrollo dirigidos y proyectos de demostración) para disminuir aún más los costos de almacenamiento de energía y acelerar el desarrollo.

Otro tema a tratar es también cambiar el diseño de ciertos mercados. El diseño de mercado es clave para acelerar la implementación. Las condiciones del mercado actual y las políticas a menudo nublan el costo de los servicios de energía, la creación de distorsiones de precios pueden llegar a ser significativas y hacer que estos mercados que están mal preparados para compensar las tecnologías de almacenamiento de energía y los servicios que ofrecen.

AES Corp apuesta a baterías de alta eficiencia para sustituir plantas convencionales por energías alternativas

AES Corp. says its energy storage division is selling batteries that are actually powerful enough to replace power plants.

Not all power plants, but those that are turned on to meet peak demand or fill in for intermittent renewable energy. Because those power plants are used as backup they tend to be costly to maintain and are often older, dirtier fossil fuel plants.

AES Energy Storage has started selling battery banks to utilities and renewable energy developers in arrays that range from tens of megawatts (MW) to 500 MW, costing $10 million to $500 million. Batteries will store energy when it’s inexpensive and release it to the grid during peak demand hours.

One of its projects is a demonstration project at 32 MW battery bank that supports a wind farm in Virginia (pictured right).

“We’re competitive with power plants. People are really seeing that this could be part of comprehensive future planning for the utility sector,” Chris Shelton, president of AES Energy Storage, told Bloomberg.

The company’s “Advancion” system can supply power for as long as four hours at about $1,000 a kilowatt. That’s close to the $1,350 a kilowatt from a recently built gas peaker plant, he told Bloomberg.

First products out of the gate are the same lithium-ion technology that’s used in batteries for electric cars to laptop computers.

Advancion acts as both a generation and load resource, enabling more than twice the flexible range of a peaker plant on the same size interconnection, AES says. It is continuously available without burning fuel and designed with the ability to tap into existing unused capacity from efficient natural gas combined cycle power plants, solar and wind facilities. Unlike traditional power plants, Advancion arrays can scale over time with the ability to match required load growth in lock step.

AES not only supplies the batteries, it provides a turnkey service — handling siting, permitting, interconnection and facility design, construction and maintenance.  

The company has begun selling systems in many markets: the region served by PJM Interconnection (largest in U.S.), Hawaii, California, the U.K. and Philippines.

Having sold 100 megawatts (MW) of batteries in the U.S., AES leads on battery-based energy storage in North America. Tesla could give them a run for the money when their Gigafactory starts producing batteries 30 percent cheaper.

Hawaii is inviting companies to test new energy storage technologies at the Hawaii Ocean Science and Technology (HOST) Park.

“With the significant cost reduction in clean energy generation over the years, some consider lower cost energy storage to be the ‘missing link’ and one of the most challenging elements in the design and function of a clean energy microgrid,” says  
Gregory Barbour, executive director of Natural Energy Lab of Hawaii Authority.

This article originally appeared at Sustainable Business News. Power plant image by topten22photo viaShutterstock.

Tesla y un cambio de “sustancias” en el auto del futuro cercano

Tesla Motors es un fabricante californiano de vehículos eléctricos y fabrica los únicos coches eléctricos capaces de hacer más de 400 kilómetros sin recargar las baterías, vende todo lo que fabrica y tiene lista de espera, pero lo más importante es que su cotización ha pasado de US$17 por acción en 2010, cuando salió a Bolsa, a superar los US$155 al cierre del jueves 26/12, y creciendo casi un 3% diario.
Apple, la compañía con mayor capitalización bursátil del mundo, tiene dinero para poder comprar Tesla, pero lo que no queda muy claro es cuál sería el papel de Elon Musk, el presidente de Tesla. Él podría remover los cimientos de Apple.
Tesla nació a través de Elon Musk, un empresario cuya fortuna personal -según la revista Forbes- ya es de 4.700 millones de euros, y se ha duplicado en el último año como consecuencia de la subida de las acciones de Tesla Motors y del buen funcionamiento de otra de sus empresas geniales, SolarCity, especializada en la producción de paneles solares.
El principio de su gran fortuna la consiguió al vender Paypal, compañía que él mismo fundó, a e-Bay en el año 2002. Musk es un físico estadounidense nacido en Pretoria, Sudáfrica, en 1971, y hoy día tiene 4 o 5 proyectos en marcha mientras abundan las versiones de que Apple podría o comprar Tesla e incorporar a Musk en su cúpula directiva, o es lo que podría hacer Ford Motor.
Su primer modelo, el Roadster, un vehículo basado en un Lotus Elise, con una carrocería y otros componentes mecánicos fabricados por la propia Lotus, pero con la cadena cinemática, motor, caja de cambios y transmisiones, transformada en un sistema eléctrico, fue presentado en el Salón de San Francisco en el año 2006, tenía una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y su autonomía era de 360 kilómetros.
En el año 2012 se lanzó al mercado un nuevo modelo de Tesla, el Model S, un vehículo todavía más separado de lo que, para el resto de fabricantes de automóviles, representa el concepto del coche eléctrico porque es una berlina de 5 metros, que ofrece la posibilidad de poner otras 2 plazas para niños en el sentido contrario a la marcha, lujosa y amplia, velocidad de 212 km/h, y autonomía de 412 kilómetros.
En 2014, Tesla lanzará una variante 4×4 de su Model S, el Model X, del que ya se han visto algunas imágenes: vehículo de dimensiones compactas, con una gran autonomía y con un precio de acceso de US$25.000.
Tesla guarda escondidas sus principales armas. Por ejemplo, cómo conseguir que mientras los otros fabricantes tienen coches con una autonomía de 200 kilómetros, en sus vehículos esta cifra aumenta hasta los 400 km. De momento, se puede hablar de precio, porque un Model S cuesta más caro que otro coche eléctrico, pero… las cosas cambiarán.
Hace unas semanas, Tesla Motors ha inaugurado en el corredor de la costa Oeste de USA, un recorrido con supercargadores puestos por la marca en puntos estratégicos que aseguran que un conductor de un Tesla puede viajar desde Vancouver, en la frontera con Canadá, hasta Tijuana, en México, al volante de su coche y sin problemas
Estos supercargadores, que son gratuitos para los clientes de Tesla, permiten recargar el 80% de las baterías en 20 minutos. Es decir, que un conductor de un Tesla Model S puede recorrer 300 kilómetros, parar 20 minutos a tomar un café, rellenar sus baterías y seguir otros 300 kilómetros. Vamos, que Tesla hace viable ya el coche eléctrico.
Los planes para los cargadores no son solo para USA, porque Tesla tiene una proyección a nivel mundial. En el caso de España, lo previsto es que a finales de 2014, o en 2015, pueda haber en funcionamiento un corredor entre Barcelona, Madrid y Lisboa en el que cada 300 kilómetros haya un supercargador de Tesla… y gratuito para los clientes de la marca.
Apple, la compañía con mayor capitalización bursátil del mundo, tiene dinero para poder comprar Tesla, pero lo que no queda muy claro es cuál sería el papel de Elon Musk, el presidente de Tesla. Él podría remover los cimientos de Apple.
 En noviembre también ocurrió un acercamiento de Daimler Benz a Tesla Motors. La compañía alemana ya tiene un paquete accionarial de Tesla, pero ahora parece interesada en ampliar los acuerdos. La razón fundamental es que BMW ya tienen su vehículo 100% eléctrico, el i3, mientras que Mercedes no tiene un proyecto avanzado de coche eléctrico para comercializar, aunque si tiene muchos estudios y prototipos.
 Tesla ha sufrido una pequeña tormenta cuando el NHTSA estadounidense, encargado de la seguridad en las autopistas, inició una investigación sobre la seguridad del Model S, tras producirse el incendio de 3 vehículos de la marca en condiciones extrañas.
 Tras un concienzudo estudio el NHTSA ha confirmado las 5 estrellas del Model S y le considera como uno de los vehículos más seguros en USA, lo que ha vuelto a relanzar la compañía: las acciones, que llegaron a rozar la barrera de los US$200 por título en septiembre pasado, cayeron drásticamente tras conocerse el caso de los incendios hasta los US$120, y tras el anuncio del informe muy positivo han retomado la senda alcista, al +3% diario.

Tesla y los nuevos materiales para los vehículos del futuro

Tesla es el fabricante de automóviles eléctricos más exitoso de la historia, y eso que la historia tiene experiencias que no prosperaron en materia de autos eléctricos que remontan a los años 80´s. No es una tecnología nueva, pero Tesla supo reinventarla y popularizarla. Sus plantas están colmadas en su capacidad. La demanda de China se acrecienta. Y ya se están peleando diversos estados de EE.UU. para que radique una planta de 1.6 mil millones de dólares de inversión para fabricar las baterías que va a necesitar para su expansión futura, financiada con la emisión de obligaciones negociables convertibles en acciones.

Pero la acción, lejos de caer ante el anuncio de dilución, no hizo más que aumentar su valor. Luego de los buenos resultados corporativos del último trimestre cerrado en diciembre 2013, las perspectivas para este año apuntan a que esa tendencia continúe. Las proyecciones favorables se basan en el desarrollo de estaciones de carga para los vehículos Tesla (Supercharger) y en la prestación de servicios a lo largo de EE.UU. Además, hay un potencial de expansión aún mayor en Europa y Asia, donde la empresa espera que las ventas de sus vehículos sea el doble que las registradas en EE.UU. para fines de este año.

China apunta a ser una de las claves del futuro de Tesla luego de una discreta apertura de una concesionaria en Beijing. Si bien la empresa no quiere revelar el número de órdenes en ese país, se estima que la demanda es fuerte y sería poco probable que pueda cumplir con todos los pedidos. A medida que avanza la demanda, también deberá desarrollar una red de Supercharger en ese país. Por otra parte, si las promesas de la producción de baterías a bajo costo y el lanzamiento de un nuevo modelo se convierten en realidad, este podría convertirse en un mejor año para Tesla. El modelo X SUV saldrá a la venta a principios del próximo año, pero la empresa empezó a captar algo de atención, por lo que se estima que la demanda será muy alta.

Asimismo, la empresa requiere de una mayor oferta de celdas de iones de litio, por lo que anunció su plan para construir de una gran planta productora que demandaría una inversión de 5 billones de dólares. Esto le permitiría obtener una importante reducción de costos en la producción de baterías, así como también obtener un mayor rendimiento de las mismas ante el desarrollo de nuevas tecnologías. Panasonic (6752 JP), que hoy por hoy es el mayor proveedor de las celdas de baterías de litio de Tesla, podría participar en el desarrollo de esta planta, aunque este dato no está confirmado.

Esta semana, el sondeo de la industria automotriz de Consumer Reports, que considera cuestiones de calidad, fiabilidad y satisfacción del consumidor, ubicó a su modelo S Sedán en el tope del ranking de vehículos, obteniendo un puntaje casi perfecto. Esto por supuesto fue una grata noticia para los accionistas de Tesla, que volvieron a registrar importantes subas. En tanto, a medida que Tesla ha ganado popularidad, otras firmas de gran tradición en la industria han perdido algo de su prestigio de acuerdo con la encuesta. Ford (F) tuvo su peor ubicación en el ranking desde que Alan Mulally se convirtiera en el CEO de la empresa en 2006. Esta baja en el ranking tiene que ver con las dificultades que tuvo con sus sistemas Ford Sync y MyFord Touch. Con un puntaje de 50 puntos, Ford se ubicó como la segunda peor marca.

Cabe señalar que, si bien los fabricantes de automóviles japoneses han tenido históricamente varios modelos dentro los primeros puestos del ranking de Consumer Reports, este año sólo en cinco de las 10 categorías relevadas aparecen autos de fabricantes japoneses. Teniendo en cuenta cuestiones relacionadas a la calidad, desde Consumer Reports han señalado que se están viendo mejores productos en otras regiones del mundo.

En un proceso de franca expansión, Tesla tiene la expectativa de vender alrededor de 35.000 unidades de su modelo S en 2014. El CEO de la empresa tiene previsto viajar a China para entregar el primer modelo S en ese país. Ante el fuerte avance de las cotizaciones de TSLA, la compañía se ha vuelto comparativamente más cara según sus ratios. Por ejemplo, el ratio Price-to-Earnings (PE) de la ganancia proyectada se ubica en torno a las 116 veces, mostrándose muy por encima de otras compañías del sector como es el caso de Ford, que cotiza a 10,5 veces sus ganancias proyectadas, o Toyota cuyo ratio PE se ubica en 14,3 veces las ganancias esperadas. El sector en promedio tiene un PE de 9,4 veces las ganancias proyectadas.

Por otro lado, si miramos el ratio entre el precio y las ventas de los últimos 12 meses, Tesla cotiza a 7,9 veces las ventas del año, mientras que para el promedio del sector dicho ratio es de 0,4 veces. A pesar que el sector muestra un dividend yield considerable (2,4%), Tesla no adoptó aún una política de reparto de utilidades, aunque quizá en un futuro próximo lo haga.

Lo antes expuesto podría marcar un quiebre dentro de una industria clave para EEUU, donde Tesla podría representar un cambio de paradigma y lograr imponerse en una nueva forma de producción de automóviles asociada a las altas tecnologías. La compañía agrupa la tradición de la empresa automotriz y con la innovación del negocio tecnológico, lo que la convierte en una firma atractiva y con gran potencial, y eso explica en gran parte el buen desempeño que viene mostrando. A pesar de mostrarse relativamente cara en relación a sus comprables, el potencial de la compañía todavía no alcanzó su máximo desarrollo por lo que se convierte en una apuesta interesante de cara al futuro.

Ecopilas se mete con el reciclado de las baterías de 50.000 bicicletas eléctricas

Ecopilas ha firmado un acuerdo de colaboración con la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE), mediante el cual la fundación medioambiental se responsabilizará de la recolección selectiva y el reciclaje de las baterías usadas de las bicicletas eléctricas comercializadas en nuestro país. El acuerdo ha sido firmado por José Pérez e Ignacio Estellés, presidente de Ecopilas y AMBE, respectivamente.

Según AMBE, desde 2010 se han vendido en España un total de 50.000 bicicletas eléctricas, de las cuales alrededor del 25% corresponde a unidades comercializadas en 2013. Asimismo, estima que en 2014 las ventas de esta clase de vehículos alcanzarán en nuestro país las 15.000 unidades, lo que supondría un incremento del 30% respecto a las comercializadas en el último año.

Para José Pérez, presidente de Ecopilas, “mediante este acuerdo, garantizamos a los fabricantes de bicicletas eléctricas el tratamiento de las baterías al final de su vida útil, y contribuimos a que estos vehículos, ya de por sí respetuosos con nuestro entorno, sean aún más eficientes desde el punto de vista medioambiental”.

Según Ignacio Estellés, presidente de AMBE, “somos un sector comprometido con el medio ambiente y las empresas asociadas de AMBE se caracterizan por ser las más comprometidas con el cumplimiento tanto de las leyes medioambientales como las normas de homologación y certificación de nuestros productos”.

AMBE está integrada por un total de 37 empresas productoras e importadoras de bicicletas eléctricas, que representan el 70% de los vehículos de este tipo que se comercializan en España. Mediante su acuerdo con Ecopilas, la red de fabricantes e importadores de bicicletas eléctricas de AMBE cumple con las obligaciones de retirada de baterías usadas establecidas en el Real Decreto 106/2008, que regula la gestión ambiental de estos residuos en nuestro país.

Desde la entrada en vigor del RD 106/2008, Ecopilas ha recogido y reciclado un total de 10.000 toneladas de pilas y baterías usadas, superando cada año la cifra de residuos gestionados el ejercicio anterior. Actualmente cuenta con una red de más de 25.000 puntos de recogida distribuidos por toda España, a través de la que ha conseguido retirar el 36% de las pilas puestas en el mercado, frente al objetivo obligatorio del 25% anual que establece la ley.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑