Economía circular para ahorrar recursos y energía

El comisario de Medio Ambiente de la Unión Europea, Janez Potocnik, hizo un llamamiento a construir una economía circular que “ahorre recursos y cree empleo”, durante la celebración de la Semana Verde.

 El comisario europeo de Medio Ambiente aboga por la economía circularTodo lo que se ha considerado tradicionalmente como residuo puede transformarse en un recurso. Foto: FriendsofEurope en Flickr (cc)

Se calcula que para 2050 la población mundial será de 9.000 millones de personas, una población que necesitará tres veces más recursos que los usados en la actualidad. Hoy por hoy, el 80% de cuanto utilizamos se emplea una sola vez, para descartarlo a continuación. Queda clara la necesidad de contar con una alternativa al modelo actual de extraer-usar-tirar.

El comisario de Medio Ambiente de la Unión Europea, Janez Potocnik, afirma que la solución pasa por evolucionar hacia una “economía circular” en la que nada se deseche y todos los recursos se aprovechen continuamente en un círculo virtuoso. Sin embargo, este nuevo modelo requiere indudablemente un profundo cambio de mentalidad, lo cual plantea un reto de grandes proporciones para legisladores, instituciones financieras, investigadores y empresas, pero también para la ciudadanía, en cuanto consumidores.

El llamamiento del Comisario a construir una economía circular que “ahorre recursos y cree empleo” fue un tema recurrente a lo largo de la Semana Verde, un acontecimiento celebrado en Bruselas a principios de este mes. Este concepto se fundamenta en la reutilización, reparación, renovación o reciclaje de materiales y productos y en asegurar una gestión más eficiente de todos los recursos a lo largo de su ciclo de vida.A grandes rasgos, todo lo que se ha considerado tradicionalmente como residuo puede transformarse en un recurso.

El planteamiento se antoja lógico, pero este nuevo orden está supeditado a un cambio radical de las actitudes y a un vigoroso impulso a la innovación. “La economía circular será el gran reto de innovación durante los próximos decenios”, admitió el comisario. “Sobrevivirán aquellos que hayan invertido y estén listos para competir en un mundo con limitaciones de recursos”, advirtió.

ECONOMÍA CIRCULAR EN LAS PYMES

Worn Again (Reino Unido) es un ejemplo de empresa que apuesta por el modelo de la economía circular y trata de “crear un ciclo cerrado”. Esta empresa está desarrollando una tecnología química para el reciclaje de tejidos y un modelo de recursos de ciclo cerrado que posibilitarán, una y otra vez, la recogida de prendas de vestir y otros tejidos ya utilizados, su procesamiento y su conversión en nuevos hilos, tejidos y prendas de vestir. El objetivo último es erradicar por completo los residuos textiles.

Su directora, Cyndi Rhoades, compartió tribuna con el comisario durante la Semana Verde y secundó la idea de que las tecnologías de reciclaje innovadoras son la clave para crear un flujo circular de recursos. Según indicó, uno de los principales retos para Worn Again consiste en separar las fibras mixtas de algodón y poliéster para obtener materiales adecuados de cara a su reutilización. Sencillamente, esto es misión imposible sin la intensa labor de innovación que tiene lugar en los laboratorios de lal empresa y sus colaboradores. “Para cerrar el ciclo, necesitamos una tecnología de ciclo cerrado”, reiteró Rhoades.

Sin embargo, y a diferencia de Worn Again, muchas pymes europeas están asentadas en el modelo económico actual y les resultarán complicadas las demandas tecnológicas y el consecuente desembolso que plantea la transición hacia una economía circular. Otra oradora durante la Semana Verde fue Rosa Solanes, de UEAPME, organización que representa a las pymes a escala de la UE. En sus palabras: “Las pymes necesitan ayuda tecnológica. Hay cambios sencillos que pueden introducir por su cuenta, pero si quieren ir más allá, no poseen capacidad suficiente […] Los bancos no tienen en cuenta la eficacia en el uso de los recursos al evaluar los proyectos propuestos por las pymes. También hay que impartir formación sobre la economía circular a las entidades financieras”.

Solanes consideró encomiables los ejemplos de pymes volcadas con lo ecológico que apuestan por el modelo de la economía circular, pero señaló que no son representativas del grueso de las empresas europeas. “Los ejemplos expuestos son buenos, pero no dejan de ser una minoría. La mayoría de las pymes no es circular todavía, sino lineal”, señaló. Todo indica que estas pymes y todas las demás entidades de la cadena de los recursos no tendrán más opción que adaptarse.

El Comisario Potocnik recalcó que la economía circular no se podrá establecer si todo se deja en manos de los individuos, las empresas y los mercados. “Necesitamos convenios nacionales e internacionales que pongan límites al comportamiento de los individuos y de las empresas”. Con esto en mente, está previsto que la Comisión proponga en julio objetivos vinculantes relativos al reciclaje y a la adquisición pública como parte de un plan de medidas enfocadas hacia la economía circular.

Cataluña recupera 230.000 toneladas de residuos industriales como subproductos

El aprovechamiento de estos residuos permite a las empresas reducir costes y mejorar su competitividad, fomentando a su vez la economía circular y baja en carbono.

La nueva planta de reciclaje de Valsequillo (Málaga) duplicará su capacidad hasta 15.000 toneladas anuales

La Agència de Residus de Catalunya y el Consell de Cambres de Catalunya organizaron el pasado viernes en Sant Cugat del Vallès la jornada “La gestión de los residuos como subproductos: sinergia industrial para obtener recursos”. El evento fue un punto de encuentro entre las empresas productoras de residuos y que quieren gestionarlos como subproductos y aquellas que ven una oportunidad para incorporarlos en sus procesos productivos.

Los datos de la Declaración anual de residuos industriales (DARI) correspondientes al año 2012 muestran que unas 230.000 toneladas de residuos industriales declarados en Cataluña fueron recuperadas para su gestión como subproductos.

Esta gestión supone una valorización para otras compañías que los utilizan como materia prima. Representa asimismo unaprevención en la generación de residuos industriales y ahorros económicos significativos asociados a su gestión, a través de las operaciones de eliminación en depósitos controlados, incineradores o plantas de tratamiento fisicoquímico. Es, al mismo tiempo, uno de los ejes de la nueva planificación de la Agència de Residus de Catalunya, que pone énfasis en aumentar la valorización material, desde una perspectiva de economía circular y baja en carbono.

Actualmente, 3.700 empresas están inscritas en la Bolsa de Subproductos de Cataluña, un servicio gratuito que tiene como objetivo potenciar el máximo aprovechamiento de los residuos, promover el reciclaje y proporcionar a las empresas una herramienta para reducir costes y mejorar la competitividad.

Con esta finalidad, la Bolsa gestiona una base de datos de empresas inscritas que ofrecen o demandan residuos parareintroducirlos a los procesos de producción como materias primas, abaratando su adquisición y reduciendo los costes de gestión. Se calcula que esta Bolsa genera un millar de contactos anuales

Principio de la Economía Circular


La Fundación para la Economía Circular es una Fundación privada, de ámbito ibérico y proyección supranacional, formada por un patronato compuesto por antiguos altos cargos de administraciones autonómicas con un equilibrio territorial y político. Colaboran con la Fundación personalidades y expertos mundiales, administraciones públicas, entidades privadas y agentes sociales. La Fundación trabaja en tareas relacionadas con la economía circular, la sostenibilidad, el uso de los recursos y el medio ambiente. Actualmente es líder indiscutible en conocimiento acerca de estos sectores de actividad, prolongando su labor de excelencia medioambiental a España y Portugal, Europa, la cuenca mediterránea, Latinoamérica y a los territorios insulares del planeta.

La FEC es un generador constante de soluciones sobre sostenibilidad (ambiental, económica, social y cultural) que trabaja eficazmente gracias a su independencia operativa y a su vocación innovadora. Esta particular posición convierte a la Fundación en un interlocutor capaz entre administraciones, empresas, entorno científico y sociedad, buscando constantemente espacios comunes de entendimiento.

La labor de la Fundación incide particularmente en la mejora de la calidad de vida de las personas, optimizando el aprovechamiento de los recursos y potenciando el desarrollo sostenible de la sociedad a partir del nuevo enfoque representado por la economía circular. Para ello emplea expertos multidisciplinares del máximo nivel y la tecnología más avanzada disponible, atendiendo siempre a sus señas de identidad de rigor técnico, científico, económico y ambiental; pluralismo, tolerancia, interlocución, reflexión e independencia.

En la FEC se promueve el estudio, la reflexión, la conciliación y la acción en los medios científicos, empresariales, sociales y políticos para favorecer la puesta en práctica eficaz de conceptos cardinales como economía circular, sostenibilidad, recursos, ciclo de vida, ecodiseño, ecoeficiencia, internalización de costes o participación ciudadana, dentro de la filosofía de actividad europea ya planteada en el Séptimo Programa de Acción Medioambiental.

La FEC contribuye al conocimiento y a la comprensión del uso de los recursos, atendiendo a las circunstancias de todos los actores implicados, exponiendo nuevos puntos de vista avanzados para conseguir un modelo de desarrollo sostenible para todos.

JOAN MATA: “ESTE AÑO ‘BIOMETA’ CONTARÁ CON MAYOR NÚMERO DE PRESENTACIONES Y PONENTES PARA ABORDAR LOS NUEVOS RETOS DE LA BIOMETANIZACIÓN DE RESIDUOS”

 

Los próximos días 21 y 22 de Mayo, Biometa celebrará su XI edición en el marco habitual de los locales del Área Metropolitana de Barcelona.  El día 23 se desarrollará el programa de visitas técnicas. Con este motivo, hablamos con el Profesor Joan Mata, presidente del Comité Organizador.

Leer mas

EN REINO UNIDO Y FRANCIA MUCHAS FAMILIAS NO COMPRENDEN EL VERDADERO VALOR DEL RECICLADO

 

Según un estudio encargado por la empresa Coca-Cola y elaborado por la Universidad de Exeter, en Reino Unido y Francia, todavía muchos cabezas de familia asumen que las actividades de recogida  y reciclado finalizan cuando ellos se desprenden de los residuos.

Leer mas

BARCELONA IMPULSA LA RECOGIDA SELECTIVA DE BIORRESIDUOS EN GRANDES GENERADORES

 

El Ayuntamiento de Barcelona comienza una campaña para mejorar tanto la cantidad como la calidad de la fracción orgánica de los residuos generados en los mercados municipales.

Leer mas

BIOPLÁSTICO A PARTIR DE LOS RESIDUOS FORESTALES UTILIZADOS EN LAS BIOREFINERÍAS

 

AIMPLAS participa en un ambicioso proyecto europeo que permitirá dar mayor valor añadido a los residuos que se generan actualmente durante la producción de bioetanol y que hasta ahora se empleaban para producir energía y biogás.

Leer mas

Economia circular

La regla de las tres ‘erres’ (reducir, reusar y reciclar) alcanza por fin su auténtica dimensión CARLOS FRESNEDA Corresponsal Londres. Producir, usar y tirar… La vieja ecuación de la economía “lineal”, la misma que alimentó el frenesí de la sociedad de consumo, ha caído por su propio peso. Entramos en la era de la economía “circular”, donde la regla de las tres “erres” (reducir, reusar y reciclar) alcanza por fin su auténtica dimensión, azuzada por la necesidad de las empresas de aprovechar al máximo los recursos en estos tiempos críticos.

Bienvenidos a Resource, la primera conferencia de la economía “circular” que esta semana convocó a miles de visitantes en Londres, deseosos de subirse a la rueda que une como nunca antes a los diseñadores, los fabricantes, los distribuidores, los consumidores, los reparadores, los recicladores y todos los componentes de esa cadena que gira y gira.

Director de la conferencia Resource, Stephen Gee.

Allí nos reencontramos con pioneros como Ugo Vallauri, llevando su Restart Project a las oficinas londinenses. Asistimos al relanzamiento delLondon Re-use Network, que aspira a reusar y reparar hasta 40.000 toneladas de muebles todos los años. De ahí nos subimos en la ruleta de The Great Recovery, resideñando el futuro con la dinámina circular.Conocemos también sobre la marcha el proyecto Reconomy, implantando el modelo en la industria de la construcción. Bajamos hasta los sótanos de la Goldfinger Factory, expertos en el arte del “upcycling” (reciclar hacia arriba). Y descubrimos iniciativas como &Share, el singular punto de encuentro para que las compañías colaboren y compartan recursos.

Si la economía “circular” se aplicara solamente al sector de manufactura se ahorrarían unos 625.000 millones de euros y se crearían decenas de miles de puestos de trabajo, según un estudio de la consultora McKinsey & Company para la fundación Ellen MacArthur. La legendaria navegante británica, que batió el récord de la travesía al mundo en solitario y en vela en el 2005, ha convertido precisamente la economía “redonda” en su razón de ser (hasta el punto de incoporar a Cisco, Renault, Ikea y un largo centenar de empresas a la aventura).

El mensaje ha calado ya en las más altas instancias de la economía, y hasta la Comisión Europea se desmarcó hace dos años con el “Manifiesto para una Europa Eficiente de Recursos”: “En un mundo con presiones ambientales cada vez mayores, la UE no tiene otra elección que impulsar la transición hacia una economía circular y regenerativa”… “Pero la idea de la economía circular lleva dando vueltas desde los años setenta”, nos recuerda Stephen Gee, director de la conferencia Resource, que se remonta a los estudios de pensadores como Walter Stahel o Keneth Boulding. El concepto de “Cradle to Cradle” (“de la cuna a la cuna”) de Bill McDonough y Michael Braungart también ha contribuido notablemente a impulsar al idea, al igual que “La economía azul”, del emprendedor belga Gunter Pauli.

El propio Stephen Gee, 29 años, llegó hasta la economía circular “por pura lógica”, después de haber pasado casi una década trabajando en la gestión de los residuos… “Me di cuenta de que algo fallaba en nuestra obsesión por el reciclaje ¿Por qué esperar hasta el final del proceso? ¿Por qué no actuar antes para que todo se reaproveche al máximo? ¿Por qué no crear una economía que sea capaz de regenerarse?”.

La idea que alimenta la economía “circular” es al fin y al cabo reproducir la dinámica de la naturaleza, donde no existe el concepto de residuo. Los componentes de los productos se dividen en dos grupos: biológicos y técnicos. Los primeros son “biodegradables” y se pueden reintroducir en la naturaleza cuando su uso ya no sea rentable. Los nutrientes técnicos, en cambio, se diseñan para ser reutilizados una y otra vez, de modo que puedan ensamblarse y desmontarse fácilmente, y contribuir de paso al ahorro de recursos y de energía.

“El modelo lineal que seguíamos hasta ahora ha hecho aguas con la crisis”, asegura Stephen Gee. “Las empresas han tenido que pensar en modos de ahorrar y reaprovechar los materiales y los recursos. De alguna manera, la economía “circular” es la respuesta natural a todos los problemas que se habían ido acumulando y que han aflorado en los momentos difíciles”.

Según Gee, las resistencias a subirse a la economía “circular” han ido cayendo como las hojas en otoño… “Lo que antes se veía como una solución alternativa o ecológica, ahora es sin duda algo más. Las empresas se están dando cuenta de que reusar y compartir recursos tiene también sentido desde el punto de vista económico”.

“El cambio de paradigma en el modelo económico es inevitable y está a la vuelta la esquina”, sostiene el director de Resource, que ha nacido como hermano pequeño del festival Ecobuild y que lanzará la casa por la ventana en el 2015. “El momento de subirse a la rueda es ahora, porque todo funcionará así en 15 o 20 años. Lo que hoy llamamos residuo mañana será necesariamente recurso”. @cfresneda1

Blog de WordPress.com.

Subir ↑