Uruguay, plan de reciclaje de envases con inclusión de informales

El plan para la gestión ambiental de residuos de envases contempla la inclusión de los clasificadores informales de residuos en las empresas de reciclaje, normalizando su situación y, por tanto, añadiendo al beneficio medioambiental un importante componente social.

 El sistema de gestión de envases llega a MontevideoHoy lunes se inaugura la Planta de clasificación de residuos “La Paloma”, marcando así el inicio del Plan de Gestión de Envases en el Departamento de Montevideo (Uruguay). El Plan tiene como objetivo desarrollar una propuesta ambiental y social para la recuperación de envases de todo tipo. La clasificación de residuos en el hogar es el primer eslabón de la cadena y la participación comprometida de la población es condición necesaria para el éxito de este Plan.

“Tu envase sirve” es un sistema de gestión de envases que busca su recuperación y reciclaje según lo establecido en la Ley de Envases y su Decreto reglamentario. El sistema involucra la participación del sector privado, a través de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), y al Estado, a través del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, el Ministerio de Desarrollo Social y las Intendencias Departamentales.

Montevideo se suma así a los departamentos de Canelones, Flores, Maldonado, Rivera y Rocha, donde ya se viene aplicando este sistema. El mismo integra el principio de responsabilidad extendida al productor, responsabilizando a los propietarios de marca e importadores de productos envasados de contar con las medidas necesarias para prevenir su impacto medioambiental, posibilitando la recuperación de materiales y su envío a reciclaje.

Un aspecto clave y relevante del sistema es que dichos procesos de recuperación y reciclaje deben contemplar la inclusión social de clasificadores. De este modo además de cumplir un objetivo ambiental, se contribuye a la creación de puestos de trabajo formales vinculados a la gestión de residuos.

Los integrantes del sector informal de recuperación de materias primas reciclables serán los primeros beneficiados con las oportunidades laborales que se generen

La propuesta del Plan de Gestión para la recuperación de envases contribuirá a lavalorización del residuo, a su gestión integra y a la mejora de las condiciones de trabajo de los grupos organizados de clasificadores de residuos. Para el éxito del plan juegan un papel clave los centros de venta al consumo o “grandes superficies” (supermercados, centros comerciales y similares) en los circuitos de recogida selectiva.

LA MIRADA ECONÓMICA: EL RESIDUO VALE

El plan estima recolectar unas 17 toneladas diarias de residuos de envases, que serán enviadas a cuatro plantas de reciclaje, donde el material será clasificado de acuerdo con los criterios necesarios para su comercialización. Allí se retira el material valorizable y el descarte se lleva a su disposición final. Los residuos valorizables se envían a plantas que los utilizan como materia prima.

LA MIRADA SOCIAL: TRABAJO FORMAL PARA LOS CLASIFICADORES

El plan también comprende la formalización laboral de clasificadores de residuos urbanos y promueve la conformación de empresas para la gestión de los mismos. Se entiende que los integrantes del sector informal de recuperación de materias primas reciclables tienen el derecho de ser los primeros beneficiados con las oportunidades laborales que se generen y que su participación es clave para alcanzar los objetivos buscados.

LA MIRADA AMBIENTAL: MENOS RESIDUOS, MENOS IMPACTO

La “Ley de Envases” (Nº 17.849) es una norma ambiental cuyo objetivo es minimizar la generación de residuos de envases, promover su reutilización, reciclaje y demás formas de valorización, evitando que se incluyan como parte de los residuos sólidos domiciliarios y logrando disminuir los efectos ambientales de su disposición incontrolada. El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente es quien tiene el rol de coordinar su aplicación estableciendo las medidas necesarias. La Ley tiene asociado el Decreto 260/007 reglamentario.

Industrias del envase, su reciclado y la valorización de materias primas

ImagenFuente Webpicking:

Argentina genera 12 millones de toneladas de residuos sólidos urbanos anuales, conformado en buena parte con envases comerciales desechados. La industria del envase asume su parte de la responsabilidad y ha presentado el “Proyecto Global de Sustentabilidad en Packaging” desarrollado por el Consumer Good Forum, cuyo capítulo local es el Instituto Argentino del Envase (IAE). El Proyecto está conformado por un Marco de Referencia y un Protocolo de Aplicación Técnica que buscan establecer indicadores comunes de sustentabilidad para la industria del envase. Establece principios, definiciones, indicadores y métricas comunes para toda la industria para promover una reducción de costos, de impacto en el ambiente y para mejorar la reputación entre los consumidores.

Según datos aportados por la industria del reciclado, en Argentina se consumen 500 mil botellas por hora, es decir, son 12 millones de envases que se desechan a diario y van a parar a rellenos sanitarios o a basurales a cielo abierto.

De los u$s560.000 millones que facturan en total los envases primarios, secundarios y terciarios en el mundo, se estima que los ecológicos cubrirán u$s170.000 millones el año próximo, es decir que alcanzarán un tercio de la producción total de envases. Así lo destacó Jorge Acevedo, gerente general del Instituto Argentino del Envase (IAE). En la Argentina, la industria del envase factura alrededor de $35 millones y emplea a 30.000 personas.

Fabricantes y minoristas ven la temática de la sustentabilidad en envases desde enfoques diferentes, algunos basados en la reducción del espesor de los empaques u otros orientados sólo hacia el ciclo de vida del producto.

Este proyecto, en palabras de sus autores, busca establecer principios, definiciones, indicadores y métricas comunes para toda la industria para promover una reducción de costos, de impacto en el ambiente y para mejorar la reputación entre los consumidores.

“Creemos que un enfoque común unificado va a mejorar la toma decisiones. Hoy los clientes nos reclaman por el exceso de envase, por la falta de información y por las pocas opciones de reciclados”, dicen desde el IAE.

Los indicadores materiales que propone analizan la relación entre peso del envase sobre el peso del producto, el índice de reutilización y porcentaje de contenido reciclable. En el plano ambiental, se refiere al índice de recuperación, nivel de toxicidad y uso de gastes de efecto invernadero de cada envase. En su dimensión social pone el foco en las jornadas de trabajo, salud laboral y prácticas responsables en el lugar de trabajo.

En cuanto a los costos, sus autores consideran que al proponer indicadores comunes para todos los actores como fabricantes, minoristas, gobiernos y recicladores se optimizan los tiempos de establecer criterios comunes.

El Proyecto aboga por crear Infraestructuras de reciclado eficientes. “No podemos seguir enterrando petróleo en forma de plástico, cuando tenemos una matriz energética dependiente de los combustibles fósiles”, ilustró Carlos Briones, gerente de Relaciones Institucionales CABELMA PET.

“Después de Río+20 quedó claro que para alcanzar el Desarrollo Sustentable es necesario trabajar en Producción y Consumo Responsable y que para eso es necesario hacerlo en el análisis del ciclo de vida del producto”, advirtió Bárbara Civit del CONICET.

Desde el sector corporativo, representado en la figura del Director Ejecutivo del CEADS, Sebastián Bigorito, se llamó a dejar atrás el paradigma de los residuos para empezar a hablar de subproductos derivados de procesos de materiales sustentables, tal como sostiene la Visión 2050 del WBCSD.

El Protocolo analiza ventajas y desventajas de cada packaging en su propio contexto de uso.

“Las Declaraciones Ambientales de Envases tienen que estar de acuerdo con los contextos donde se producen para tener veracidad. No se puede hablar de compostaje o de envases biodegradables, cuando mi mercado no tiene la infraestructura para compostar. No es pertinente ni verificable”, explicó Natalia Drault, Gerente de Energía y Asuntos Ambientales del IRAM.

El Instituto Argentino del Envase tendrá el rol de “depositario responsable” de mantener y compartir información actualizada del proyecto, y será a su vez consultor para las compañías y las cadenas de valor.

Para más información sobre las últimas novedades del sector y sobre Expo Envase 2013:www.webpicking.com/ps/news.php?n=16838

Blog de WordPress.com.

Subir ↑