Cerrando el ciclo de vida de los aparatos electrónicos (y generando empleo)

JOSÉ_PÉREZ(Foto_Santiago_Ojeda)José Pérez. Consejero delegado de la plataforma medioambiental Recyclia. @recyclia

 Hace ya más de una década que la necesidad de reutilizar materias primas, poniendo freno al acelerado agotamiento de los recursos naturales, y de contribuir a la preservación del medio ambiente condujo a las autoridades europeas a trazar para los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) un camino de sostenibilidad similar al que ya se aplicaba para otros residuos domésticos más habituales, como el papel, los envases o el vidrio.

Para ello, desde la aprobación de la Directiva 2002/96/CE, la responsabilidad de organizar y financiar el sistema de recogida selectiva y reciclaje de los equipos puestos a la venta recae en los productores, quienes además se encargan de involucrar a los distribuidores y comercializadores en esta actividad, y de promover la colaboración ciudadana para depositar en los contenedores y puntos limpios dispuestos para ello los electrodomésticos y equipos electrónicos al final de su vida útil.

Como era de prever, la brevedad de los ciclos de innovación del mercado de equipos electrónicos y el carácter imprescindible que han adquirido en nuestro día a día han llevado a las autoridades europeas a seguir avanzado en esta regulación.

Cada ciudadano de la UE genera al año 14 kilos de residuos tecnológicos, cantidad que, según previsiones de la Comisión Europea, se duplicará en 2017. A la luz de estas cifras, se explica el considerable aumento del objetivo de recogida establecido en la nueva Directiva aprobada en 2012, y que eleva el índice inicial de 4 kilos por habitante y año al 45% de las toneladas de aparatos que se pongan en el mercado nacional, a partir de 2016.

Pero si esta rápida proliferación de la basura electrónica hace hoy más necesario que nunca articular los mecanismos para garantizar el adecuado tratamiento de los equipos, igual de imprescindible es hacerlo por una cuestión dereaprovechamiento y ahorro de recursos naturales y energéticos.

Para ilustrar su importancia, basta con exponer las cifras que arroja el reciclaje de teléfonos móviles, probablemente, el equipo electrónico por excelencia hoy día por su nivel de penetración en la sociedad. Actualmente, en nuestro país hay alrededor de 53 millones de teléfonos móviles, y cada año, más de 20 millones dejan de utilizarse. Gracias a la sofisticación tecnológica de los procesos de recuperación de materiales útiles a partir de desechos electrónicos, hasta el 90% de los componentes de un móvil son reciclables: un 58% plásticos, un 25% metales y un 17% vidrio y fibra de vidrio.

A ello se añade que la gestión de estos residuos contribuye a minimizar sus potenciales impactos sobre el medio ambiente y la salud, cerrando adecuadamente el ciclo de vida de los productos. Así, y siguiendo con el ejemplo de los teléfonos móviles, por cada 500.000 de estos dispositivos recogidos se dejan de emitir unas 50.000 toneladas de CO2, según datos de la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos.

Completa esta visión del reciclaje de desechos electrónicos una de sus vertientes más importantes, fundamentalmente en estos tiempos de crisis: la de oportunidad de crecimiento económico y motor de empleo. Según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la industria del reciclaje de residuos tiene un volumen de facturación de más de 22.000 millones de euros, con un impacto en el PIB del 0,93% y un crecimiento sostenido en los últimos años cercano al 31%.

El sector del reciclaje, compuesto tanto por pymes como por grandes instalaciones de tratamiento, emplea directamente a más de 150.000 personas e indirectamente a más de 75.000, superando ya en creación de empleo al de las energías renovables.

La crisis en la que estamos inmersos nos ha enseñado que no podemos seguir infrautilizando recursos de ninguna clase. Y en este sentido, el reciclaje de los residuos tecnológicos ha demostrado, una década después de legislarse su obligatoriedad, que todo aparato electrónico en desuso que se trata de forma responsable representa fundamentalmente una oportunidad: de contribuir al cuidado de nuestro entorno, de ahorrar energía y recursos naturales y de generar empleo y crecimiento económico.

Más información en: www.recyclia.es

España lanza el primer sistema de “Reverse Vending” masivo para envases

La firma pionera en España en reciclaje mediante el sistema de “reverse vending” recogerá los residuos de envases generados en las oficinas de Yahoo España, que donará los beneficios a una ONG.

Green Box Spain reciclará los envases de Yahoo España
Punto Thinkgreen de reciclaje

Si hasta ahora eran tapones, cartón o vidrio, Green Box Spain comienza también a recoger envases en las empresas españolas. Gracias al acuerdo firmado con Yahoo España, a partir de ahora se separan y recuperan los envases de bebidas consumidos en sus oficinas. Posteriormente, Green Box Spain clasifica los envases por materiales y los contabiliza en su punto “thinkgreen” en Montecarmelo, de forma que queda registrado el esfuerzo e iniciativa de los trabajadores de la empresa tecnológica.

Todos estos envases recuperados se traducen en dinero (0,28 €/kg o 0,01 €/botella), que en este caso Yahoo donará a la Fundación Síndrome de West. El próximo 1 de julio de 2014, se hará entrega de la donación del valor de los envases recuperados hasta la fecha.

En el aspecto medioambiental, se calcula que gracias a este acuerdo se conseguirá reducir la huella de carbono para estos productos en un 71%. Se trata de una iniciativa pionera a la que se espera que próximamente se sumen más empresas en nuestro país.

REVERSE VENDING

Green Box Spain propone un sistema donde se premia al ciudadano por reciclar. Cuando los usuarios acuden a los Puntos Thinkgreen (puntos de reciclaje), canjean sus envases de bebidas por promociones en las tiendas adheridas al sistema.

El funcionamiento es muy sencillo. El ciudadano acude a las instalaciones con sus envases y los introduce para su posterior reciclaje. Inicia su sesión de usuario, donde se le acumulan los puntos, escoge la promoción deseada (descuentos en moda, restauración, formación, combustibles, etc.) e imprime el ticket correspondiente.

Denuncia de los recuperadores de economía social de RAEE en España

AERESS manifiesta su preocupación ante la proliferación de noticias que, bajo la denuncia de la gestión ilegal de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos  (RAEE), asocian estas prácticas a toda la actividad de reutilización, preparación
para la reutilización y venta de segunda mano.
Desde la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (AERESS) han manifestado su preocupación ante la proliferación de noticias que, denunciando las prácticas irregulares en la gestión de los RAEE, asocian éstas a toda la actividad de reutilización, preparación para la reutilización y venta de segunda mano, lanzando así un mensaje engañoso para los consumidores.
“Desde nuestro sector denunciamos también de forma rotunda las prácticas irregulares en la gestión de los RAEE, su gestión fuera del circuito legal, la exportación ilegal de los mismos, el poco control al respecto, etc. Pero nos preocupa el uso que se está haciendo de estas noticias, dado que gran parte de las mismas identifican toda la actividad de reutilización o preparación para la reutilización y venta de segunda mano con esta mala gestión, demonizando el sector sin discriminar entre la práctica irregular y las prácticas correctas de entidades que en cumplimiento de la jerarquía de gestión de residuos (prevención, reutilización, reciclaje, valorización y vertedero) realizan esas labores de forma legal y ofreciendo las debidas garantías”, indica AERESS.
“Queremos alertar sobre la confusión que estos mensajes pueden causar a la ciudadanía y defender la actividad de recuperación de RAEE y la labor que están llevando a cabo las entidades recuperadoras de economía social y solidaria representadas por la red AERESS”. 

“Dichas entidades desarrollan la actividad de reutilización y preparación para la reutilización así como venta en tiendas de segunda mano en cumplimiento de la jerarquía de gestión de residuos y en coherencia con el concepto de economía circular, la Estrategia  2020 y la legislación aplicable al respecto (Programa Estatal de Prevención de Residuos; Directiva 2012/19/UE sobre RAEE; Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados, etc.), todo ello de forma legal y ofreciendo las respectivas garantías, contribuyendo así tanto a una correcta gestión a nivel medioambiental como a una labor social de generación de empleos y de inserción social de personas en riesgo o situación de exclusión social”

Sólo en 2012 las entidades de AERESS gestionaron 8.468 Tm. de RAEE, de los cuales consiguieron reutilizar un 6%, lo que ha supuesto evitar la emisión a la atmósfera de 1.960Tm. de CO2, equivalentes a eliminar de la circulación 934 coches al año. En el mismo año, las entidades de la red generaron 104 puestos de trabajo vinculados directamente a la gestión de esta fracción, lcanzando un total de 1.511 empleos contabilizando la gestión del resto de fracciones. 

Más información:  AERESS  E-mail: info@aeress.org (www.aeress.org)

Acopio de RAEE
Acopio de RAEE

Fundación ECOTIC, Sistema Integrado de Gestión (SIG) de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), y la Asociación de Comerciantes de Electrodomésticos, Muebles de Cocina y Autónomos (ACEMA), han ampliado su acuerdo de colaboración para potenciar la adecuada recogida y gestión de este tipo de residuos entre sus asociados. El objetivo del mismo es facilitar a los adheridos a la Asociación, cuyo ámbito territorial se extiende en las Comunidades Autónomas de Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid, la recogida de los RAEE generados en sus instalaciones fruto de su actividad comercial.

Con la firma del nuevo acuerdo, ambas entidades dan un paso más en las acciones específicas orientadas a lograr el compromiso del ámbito profesional en la adecuada gestión de los RAEE, con el objetivo de aumentar las cantidades de residuos recogidas, y sensibilizar a los profesionales del sector sobre la importancia de una adecuada gestión de los residuos para evitar su potencial impacto negativo sobre el medio ambiente y la salud de las personas.

Los responsables de ACEMA han destacado la calidad del servicio, la transparencia en la gestión y la extensa información aportada por el SIG como los elementos que han propiciado que la Asociación haya depositado su confianza en Fundación ECOTIC para la gestión de los residuos de sus asociados. Por otra parte, Fundación ECOTIC prevé un aumento del ratio de retorno de los residuos en las Comunidades Autónomas en las que ACEMA tiene implantación, gracias a la implicación de la entidad y de su amplia red de distribuidores. Además, ambas entidades han destacado que trabajarán conjuntamente en el desarrollo de numerosos proyectos orientados a incrementar las cantidades de RAEE recogidas, y mejorar los actuales sistemas adaptándolos a las necesidades específicas de los distintos tipos de residuos.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑