Científicos argentinos y malayos encuentra bacterias para descontaminar suelos contaminados con metales en la Antártida

El descubrimiento de científicos de Argentina y de Malasia podría favorecer el desarrollo de métodos efectivos para descontaminar suelos o reservas de agua afectados por actividades humanas.

Una bacteria de la antártida desactiva metales contaminantes
Las bacterias estudiadas fueron descubiertas en la base Carlini y el cerro 3 Hermanos en la Antártida. Foto: Dr. Walter Mac Cormack (Cyta)

Bacterias aisladas en suelos de la Antártida son capaces de reducir casi en un 100% la presencia de la forma química de un tipo de metal que afecta algunos ecosistemas. El hallazgo, realizado por investigadores de Argentina y de Malasia, sienta las bases para el desarrollo de procesos de saneamiento de ambientes afectados por la actividad humana.

Los científicos hallaron que bacterias de la cepa Pseudomonas DRY1 inhibieron en un 95% el efecto contaminante del molibdato, un metal procedente de la industria siderúrgica y asociado a otras actividades humanas como la minería, diversos procesos de catálisis industriales y a la inhibición de los procesos de corrosión, indicó a la Agencia CyTA el doctor Walter Mac Cormack, director del Departamento de Microbiología Ambiental y Ecofisiología del Instituto Antártico Argentino (IAA) y uno de los autores principales del estudio publicado en la revista científica BioMed Research International.

¿Qué tiene de especial ese microorganismo? Las bacterias DRY1 fueron aisladas de suelo en el área de la base científica Carlini, en la Isla 25 de Mayo del archipiélago antártico de las Shetlands del Sur. Por eso, pueden crecer y actuar en condiciones extremas, como mínimas invernales de 22 ºC bajo cero y máximas estivales que excepcionalmente alcanzan los 10 ºC.

“Además de la temperatura, estos suelos son extremos porque poseen muy bajos niveles de nutrientes, son muy secos y están altamente irradiados por rayos ultravioletas”, explicó Mac Cormack.

La bacteria estudiada incorpora el molibdato y modifica su estado con una serie de enzimas “reductasas”.

Mac Cormack, quien también es profesor de la Universidad de Buenos Aires, señaló que si se trabaja sobre aguas contaminadas, se pueden construir reactores con esa cepa bacteriana inmovilizada de modo que el agua fluya a través de esa matriz como una “red”.

En el caso de la limpieza de suelos, existen otras alternativas que varían de acuerdo al tipo de contaminante, el mecanismo de acción de los microorganismos y las condiciones ambientales requeridas.

El oro se vuelve una atracción para la inversión y la industria

En lo que va del año 2014, el precio del metal ha crecido un 12%, pasando de instancias de 1205 dólares por onza troy a niveles de 1350 dólares por onza troy. Sin embargo, esta respuesta alcista del metal ha pasado desapercibida para gran parte del mundo inversor. Es que entre septiembre del año 2011 y diciembre del pasado año 2013, el precio del oro pasó de cotizar de niveles históricos en los 1920 dólares a niveles mínimos de 1182 dólares, perdiendo durante esos veintisiete meses un 38.4% de su valor.

Claramente esa caída del precio del metal, logró erosionar en gran parte la euforia que se vivió en momentos que estos se encontraban en valores históricos, donde no sólo el inversor habitual hacía proyecciones lineales respecto a la tendencia futura del oro, sino que incluso una gran porción del ahorrista común comenzó mirar al metal como un atractivo de refugio e inversión a sus ahorros.

Hoy, con un mercado mucho “más limpio de participantes”, por el mismo efecto de la baja de precio, el avance del 12% que ha desarrollado el metal en los últimos dos meses ha pasado desapercibido por una gran mayoría y ello es una buena noticia, ya que podemos hablar de una tendencia en curso que recién comienza y no de una tendencia saturada.

En efecto, muchos interpretan que esta subida del oro va a asociada justamente a que los precios habían perdido bastante terreno en los últimos dos años, sumado a que ante la tensión internacional por los conflictos en Ucrania, muchos inversores observan en el metal una vía de valor y refugio.

Sin embargo, nuestro análisis sostiene que la recuperación de los últimos dos meses puede ir más allá de una simple cobertura del dinero con aversión al riesgo. De hecho, creemos que este avance para el precio del metal iniciado el pasado mes de diciembre en instancias de 1182 dólares por onza troy, podría dar lugar al inicio de una nueva tendencia alcista con proyección de mediano plazo, al menos hacia los próximos dos años, no sólo con la finalidad de recuperar de manera íntegra las pérdidas de los últimos dos años, regresando hacia los máximos históricos de 1920 dólares por onza e incluso accediendo hacia niveles superiores; muy posiblemente superando la barrera de los 2000 dólares por onza.

Ahora bien, dentro del proceso de recuperación en curso, que esperamos se transforme en tendencia principal hacia los próximos dos años al menos, el metal tendrá varios escollos que rebasar, para ir confirmando la lectura técnica alcista expuesta y es entonces allí donde deberemos centrar nuestra atención en el corto plazo.

En primera instancia, un quiebre alcista de la zona de 1360 dólares por onza troy será necesario para liberar un camino de avance mayor hacia un siguiente objetivo en los 1470-1550 dólares por onza. Mientras tanto, eventuales recortes que puedan darse desde los niveles actuales deberían considerarse temporales y con contención en la zona de 1310-1290 dólares por onza o bien en los 1250 dólares, para finalmente luego la escalada alcista en los precios continúe su curso y los objetivos arriba propuestos sean finalmente buscados. En relación a lo propuesto, eventuales recortes que puedan darse en el precio hacia las próximas semanas, estos deben considerarse como una oportunidad de inversión y posicionamiento con vista hacia los próximos dos años al menos, esperando que el desarrollo alcista mayor proyectado logra materializarse.

Solamente en caso que los precios fallaran en superar los 1360 dólares y ante ello terminen revirtiendo a la baja, generando un quiebre de la zona de soporte y contención en los 1250 dólares por onza troy, nuestro optimismo actual con proyección mediano plazo para el metal quedará comprometido, aunque el mismo se terminará de abortar recién ante un quiebre de los mínimos de diciembre del pasado año en los 1180 dólares. Veamos… ¿Cómo puedo invertir en oro?

Quienes se encuentran poco familiarizados con los mercados financieros, entienden que la mejor forma de invertir en oro es por medio del mercado físico, es decir, acuñando monedas que se compran en casas de cambio o entidades bancarias, o bien directamente comprando en estos mismos lugares la barra de oro. Sin embargo, hacer una inversión por medio de esa vía no es ni cómoda, ni segura en estos tiempos, lo cual obliga al inversor a tener que contemplar los costos de tener el activo en una caja de seguridad u otra vía.

Por ello, resulta interesante que el lector sepa también que por medio de los mercados financieros la inversión es mucho más ágil de hacer y menos costosa. En efecto, usted como inversor puede por medio de los mercados financieros comprar un ETF asociado de manera directa al comportamiento del metal. Un ETF, es ni más ni menos que un fondo de inversión que cotiza en la Bolsa de Valores. Es decir, para no ingresar en el detalle de activos que pueda resultar algo sofisticado para la mayoría, como por ejemplo un futuro de oro, invirtiendo en un ETF asociado al metal, como por ejemplo el GLD (Gold Trust), el inversor puede aprovechar de las utilidades que el oro pueda otorgar si efectivamente la lectura analítica alcista propuesta de mediano plazo finalmente logre materializarse.

Un mundo de metales. Video sobre la relevancia de los metales en nuestras vidas

Metales como el oro, la plata y el cobre, fueron utilizados desde la prehistoria. Al principio, sólo se usaron los que se encontraban fácilmente en estado puro (en forma de elementos nativos), pero paulatinamente se fue desarrollando la tecnología necesaria para obtener nuevos metales a partir de sus menas, calentándolos en un horno mediante carbón de madera.
El primer gran avance se produjo con el descubrimiento del bronce, fruto de la utilización de mineral de cobre con incursiones de estaño, entre 3500 a. C. y 2000 a. C., en diferentes regiones del planeta, surgiendo la denominada Edad del Bronce, que sucede a la Edad de Piedra.
Otro hecho importante en la historia fue la utilización del hierro, hacia 1400 a. C. Los hititas fueron uno de los primeros pueblos en utilizarlo para elaborar armas, tales como espadas, y las civilizaciones que todavía estaban en la Edad del Bronce, como los egipcios o los [[te
No obstante, en la antigüedad no se sabía alcanzar la temperatura necesaria para fundir el hierro, por lo que se obtenía un metal impuro que había de ser moldeado a martillazos. Hacia el año 1400 d. C. se empezaron a utilizar los hornos provistos de fuelle, que permiten alcanzar la temperatura de fusión del hierro, unos 1.535 °C.
Henry Bessemer descubrió un modo de producir acero en grandes cantidades con un coste razonable. Tras numerosos intentos fallidos, dio con un nuevo diseño de horno (el convertidor Thomas-Bessemer) y, a partir de entonces, mejoró la construcción de estructuras en edificios y puentes, pasando el hierro a un segundo plano.

Poco después se utilizó el aluminio y el magnesio, que permitieron desarrollar aleaciones mucho más ligeras y resistentes, muy utilizadas en aviación, transporte terrestre y herramientas portátiles.
El titanio, es el último de los metales abundantes y estables con los que se está trabajando y se espera que, en poco tiempo, el uso de la tecnología del titanio se generalice.
Los elementos metálicos, así como el resto de elementos, se encuentran ordenados en un sistema denominado tabla periódica. La mayoría de los elementos de esta tabla son metales
Los metales se diferencian del resto de elementos, fundamentalmente en el tipo de enlace que constituyen sus átomos. Se trata de un enlace metálico y en él los electrones forman una «nube» que se mueve, rodeando todos los núcleos. Este tipo de enlace es el que les confiere las propiedades de conducción eléctrica, brillo, etc.
Hay todo tipo de metales: metales pesados, metales preciosos, metales ferrosos, metales no ferrosos, etc. y el mercado de metales es muy importante en la economía mundial.
Algunos metales se encuentran en forma de elementos nativos, como el oro, la plata y el cobre, aunque no es el estado más usual.

Muchos metales se encuentran en forma de óxidos. El oxígeno, al estar presente en grandes cantidades en la atmósfera, se combina muy fácilmente con los metales, que son elementos reductores, formando compuestos como la bauxita (Al2O3) y la limonita (Fe2O3).
Los sulfuros constituyen el tipo de mena metálica más frecuente. En este grupo destacan el sulfuro de cobre (I), Cu2S, el sulfuro de mercurio (II), HgS, el sulfuro de plomo, PbS y el sulfuro de bismuto (III), Bi2S3.
Se llama metales a los elementos químicos caracterizados por ser buenos conductores del calor y la electricidad. Poseen alta densidad y son sólidos en temperaturas normales (excepto el mercurio); sus sales forman iones electropositivos (cationes) en disolución.

La ciencia de materiales define un metal como un material en el que existe un solape entre la banda de valencia y la banda de conducción en su estructura electrónica (enlace metálico). Esto le da la capacidad de conducir fácilmente calor y electricidad, y generalmente la capacidad de reflejar la luz, lo que le da su peculiar brillo. En ausencia de una estructura electrónica conocida, se usa el término para describir el comportamiento de aquellos materiales en los que, en ciertos rangos de presión y temperatura, la conductividad eléctrica disminuye al elevar la temperatura, en contraste con los semiconductores.

El concepto de metal se refiere tanto a elementos puros, así como aleaciones con características metálicas, como el acero y el bronce. Los metales comprenden la mayor parte de la tabla periódica de los elementos y se separan de los no metales por una línea diagonal entre el boro y el polonio. En comparación con los no metales tienen baja electronegatividad y baja energía de ionización, por lo que es más fácil que los metales cedan electrones y más difícil que los ganen.
Categoría
Ciencia y tecnología
Licencia
Licencia de YouTube estándar

Nuevos materiales y más uso de metales en los nuevos Galaxy S5 de Samsung

ImagenEl lanzamiento del Galaxy S5 ya fue confirmado por Samsung durante la feria CES de Las Vegas, en donde se pudo saber los posibles adelantos que tendrá el equipo, tales como un escáner de iris, pero poco se pudo saber sobre sus especificaciones técnicas. Sin embargo, el sitio especializado SamMobileadelantó que el smartphone emblema de la firma surcoreana tendrá dos versiones, uno con una carcasa metálica y otro con un diseño basado en plástico, con un precio estimado 800 y 650 euros, respectivamente.

La estrategia es similar a la adoptada por Apple, que lanzó su modelo metálico iPhone 5S junto al 5C con una carcasa de plástico .

Asimismo, SamMobile detalla que el Samsung Galaxy S5, sucesor del S4 presentado en marzo de 2013 , tendrá una resolución de 2560 por 1440 pixeles, y especula que la pantalla SuperAMOLED será de 5,25 pulgadas. Su cámara será de 16 MP y tendrá un estabilizador óptico de imagen por hardware, y tendrá Android 4.4 KitKat, la última versión del sistema operativo móvil de Google.

En cuanto al procesador, se especula que el teléfono tendrá un procesador Exynos en su versión 6, junto a una edición con el chip Snapdragon 805, superior al presente en el Samsung Galaxy Note, el lanzamiento más reciente de la compañía.

La presentación del Samsung Galaxy S5, planeada para marzo en Londres y con una llegada al mercado un mes más tarde, estará acompañada por los modelos Galaxy S5 mini y S5 Zoom, el sucesor del teléfono con una lente con acercamiento óptico que fue lanzado en junio de 2013 ..

¿Es América Latina Materia-Prima dependiente para su desarrollo? ¿Está mal o hay que diversificar?

¿Por qué Chile regularmente se ubica en los primeros lugares de los ránkings económicos de Latinoamérica? La respuesta a esta pregunta está en una combinación de factores, pero hay algunos que son más obvios que otros: el buen manejo de los recursos naturales es uno de ellos.

Si bien una mayoría de países latinoamericanos han sido dotados con abundantes riquezas naturales -cobre en Chile, petróleo en Venezuela, plata en México y Perú – muy pocos han sabido sacar provecho de esa relación sin crear una dependencia.

Históricamente, Latinoamérica ha basado su crecimiento económico casi exclusivamente en la explotación de los recursos naturales, y eso ha provocado que en la actualidad muchos países de la región se encuentren con economías poco diversificadas y excesivamente dependientes de sus materias primas.

Nada menos que el 93% de la población de América Latina y el 97% de la actividad económica de la región reside en países que son exportadores netos de ‘commodities’, según el Banco Mundial.

La dependencia de la región en sus materias primas ha caído del 86% en los años setenta a poco más del 50% en los últimos años. Pero en contraste, los países del sudeste asiático redujeron esa relación del 94% al 30% en el mismo periodo.

En 2010, por ejemplo, casi una cuarta parte de los ingresos fiscales de los países de la región derivaban de las materias primas, en contraste con el 9% de los países desarrollados. Esto pone a la región a merced de las volatilidades de los mercados globales.

Pero esta “maldición” puede romperse sin conjuros ni pócimas, y un ejemplo claro es el caso de Chile que ha sabido capitalizar sus recursos y resguardarse de los vaivenes de la economía internacional.

Como el mayor exportador de cobre en el mundo, el país sureño basa dos tercios de su economía en este preciado metal. Un manejo adecuado de este recurso le ha permitido diversificar sus exportaciones, mantener un equilibrio en sus cuentas públicas y evitar endeudamiento externo.

Los excedentes en época de bonanzas ahorrados en un Fondo de Estabilización Económica y Social – que derivó del fondo de estabilización del cobre-, han ayudado a Chile a hacer frente sin muchos traumas a los shocks externos como el de 2008, y a su vez invertir en programas de reducción de la pobreza y fomento de la educación.

Este tipo de medidas, opinan los expertos, son necesarias y pueden ser fácilmente exportables a otros países de la región que se beneficien de sus recursos naturales de forma responsable y con perspectiva de futuro. 

“Si en los próximos años los países de la región no logran diversificar sus economías y que las empresas innoven más, aparte de crecer por debajo de sus posibilidades, dependerán de la volatilidad de los mercados externos”, afirma Jamele Rigolini, economista del Banco Mundial. 

Brasil busca la luz

Otro de los países que está tratando de superar esta dependencia generalizada de los recursos naturales es Brasil. Con su vasto territorio, un desarrollo agrícola que compite con las principales economías del mundo, y sus interminables recursos naturales y minerales, el gigante sudamericano sería un candidato típico a ser adepto de sus materias primas.

Pero consciente de este riesgo, Brasil está tratando de fomentar otros sectores para diversificar su economía. Muestra de ello es que, a parte de su pujante sector financiero, ha desarrollado con éxito la industria aeronáutica, automotriz o tecnológica. La empresa brasileña de aviones Embraer, por ejemplo, figura entre los cinco mayores fabricantes de aviones del mundo.

En esta lucha de la región por romper con la “maldición” de los recursos naturales y sacarles el máximo partido sin olvidar desarrollar otros sectores que diversifiquen las economías, también se encuentra Argentina, que recientemente lanzó una misión satelital.

En el Caribe, Jamaica está sumando esfuerzos para, a través de “Digital Jam”, convertirse en un hub tecnológico al servicio de la nueva economía digital, en un intento de emular al Silicon Valley californiano.

En la medida en que se apliquen buenas políticas públicas, la abundancia de recursos naturales, no necesita convertirse en una malsana dependencia de los mismos, según afirman los expertos.

La clave, entonces, reside en dos palabras: diversificación e innovación.

Robert Valls es productor online del Banco Mundial

Toyota lanzará un auto impulsado a hidrógeno

ImagenhToyota anunció el lunes que en 2015 comenzará a vender en Estados Unidos un vehículo con motor eléctrico impulsado por hidrógeno y que sólo emite vapor de agua por el escape, un año antes de lo que prometió hace apenas dos meses.

El fabricante japonés hizo el anuncio durante la feria internacional CES, el evento anual donde la industria de la tecnología expone sus nuevos gadgets. El anuncio se produjo meses después de que los fabricantes rivales Hyundai y Honda dijeron que empezarían a vender vehículos con esta tecnología en los Estados Unidos en 2015.

El auto eléctrico, que por ahora Toyota llamó FCV, utiliza hidrógeno para generar electricidad a través de pilas de combustible. Toyota dice que tendrá un rango de autonomía de 480 kilómetros (300 millas) y podrá acelerar de 0 a 96 kph (60 mph) en 10 segundos. Podrá reabastecer su pila de hidrógeno entre tres y cinco minutos.

Toyota dijo que inicialmente se centrará en vender los nuevos automóviles en California. Dijo que en colaboración con investigadores de la Universidad de California en Irvine, Toyotaconcluyó que los primeros 10.000 vehículos podrán abastecerse con apenas 68 estaciones de servicio de San Francisco a San Diego.

Subrayó que California ha aprobado 200 millones de dólares para construir cerca de 20 estaciones de abastecimiento de combustible para 2015, 40 más en 2016 y 100 antes de 2024.

“Esto de la infraestructura va a suceder”, dijo Bob Carter, vicepresidente senior de operaciones automotrices de Toyota Motor Sales USA Inc.

Carter dijo que todos los autos que existen actualmente en California podrían abastecerse con apenas el 15% de las 10.000 gasolineras que hay en el estado si estuviesen espaciadas correctamente. Los investigadores calcularon los sitios probables donde los compradores de sedanes FCV necesitarán las estaciones de hidrógeno, por lo que planean ponerlas a distancias que impliquen seis minutos de viaje o menos desde las casas o trabajos de los conductores.

“No necesitamos una estación en cada esquina”, agregó.

Carter agregó que la rama de Toyota en los Estados Unidos había aumentado recientemente su solicitud de vehículos. Dijo que un recorte del 95% en los costos de producción en comparación con el prototipo inicial le ayudaría a Toyota a fabricar los nuevos coches con “un precio que sea razonable para mucha gente”.

Toyota  se ha comprometido a vender sus coches con combustible de hidrógeno en un rango de 50.000 a 100.000 dólares, con el objetivo de que se acerque lo más posible al extremo inferior de esa gama.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑