Panasonic cambia su impacto sobre energía y los recursos naturales

Panasonic wields enormous influence globally when it comes to technologies for energy-efficient lighting, refrigeration, heating, air-conditioning and renewable energy production.

One not-so-subtle reminder: The first thing you may notice at Panasonic’s new North America headquarters is the logo-splashed Tesla electric vehicle parked strategically near the front door. That’s because Panasonic’s Japanese parent company supplies lithium-ion batteries for the Tesla Roadster, Model S and soon the Model X, with a 2-billion-unit commitment over the next four years.

Many of those forward-moving technologies are alive in that 340,000-square-foot building. Leading architecture firm Gensler designed the Newark, N.J. structure, which Panasonic’s U.S. operating unit hopes will reduce its carbon footprint by at least 50 percent compared with its previous facility 10 minutes away. Panasonic has applied for a Platinum LEED certification covering the interior and a Gold certification for the exterior.

“The move was engineered specifically to live the commitment to the principles of the company, which are around innovation and collaboration and sustainability,” said Betty Noonan, chief marketing officer for Panasonic North America.  

That mantra is being sounded more loudly across the company as Panasonic’s 100-year anniversary approaches in 2018 — and as it seeks to diversify away from the increasingly cutthroat (and low-margin) consumer electronics business. Each operating company around the world is encouraged to interpret the eco-mandate in ways most relevant for their unique geographies, Noonan said.

Exhibit A: Panasonic recently adopted a hazard pay policy for workers stationed in polluted Chinese cities.Panasonic’s OLED tech at CES 2014 (Credit: Shutterstock)

In the United States, the combined sustainability, innovation and collaboration mandate has lead the company’s Eco Solutions group to assume a relatively unique role: one focused on end-to-end management of renewable energy projects for commercial, government and industrial customers.

“My mandate is solution-oriented in that we are focused not on products per se, but in development, engineering, project integration and financing, backend asset management and service,” said Jamie Evans, managing director of Panasonic Eco Solutions North America, which reports both to the U.S. operating unit and a global division run out of Osaka, Japan. “That enables us to offer a more customized and innovative message.”

A business-to-business powerhouse

Even though the Panasonic brand is well established with consumers, it actually carries even more weight in business-to-business (B2B) channels. According to Noonan, almost 85 percent of the company’s annual revenue comes from B2B contracts related to digital signage, avionics, automotive and other industrial applications, not to mention its substantial footprints in lighting controls, energy-efficient appliances and refrigeration equipment, HVAC equipment and solar modules.Display at Texas Motor Speedway (Credit: Panasonic)

Against that backdrop, Panasonic’s quest in North America to woo small developers, building management companies and commercial customers makes sense. In early April, the unit created a new organization called Panasonic Enterprise Solutions Company that will oversee both Eco Solutions as well as Audio/Visual projects, as well as combinations of technologies from both.

“More than ever, our customers are relying on our ability to deliver integrated solutions that are both creative and made-to-order,” said Jim Doyle, named to head the company after serving in the same role for Eco Solutions. “Ultimately, our goal is to engineer custom solutions, by partnering with customers to achieve results that leverage our experience, high-end products, onsite services and engineering know-how.”

To date, Eco Solutions — in collaboration with strategic partner Coronal Group — has been involved with roughly 50 solar energy projects that are in varying states of completion, Evans said.

Examples range from the 498-kilowatt ground-mounted display for the University of Colorado at Boulder to a multi-phased arrangement with retail real estate investment trust Macerich that could yield more than 10 megawatts of clean energy capacity across shopping centers in Arizona, California, New York and Connecticut. A new joint venture with Global Investment Renewable will accelerate development of municipal projects. “We’re now looking to bring an efficiency and velocity to building and financing these deals,” Evans said.

The recent reorganization also will sharpen Panasonic’s focus on installations using high-definition LED technologies. The company actually is behind the world’s biggest outdoor video display project to date, at the Texas Motor Speedway: the board has an active display area of 20,633 square feet. Panasonic is also behind a similar display at Churchill Downs, home to the famous Kentucky Derby, Noonan said.Macerich Inland solar panels (Credit: Panasonic)

Given Panasonic’s extensive battery business and its planned experiments with solar and energy storage in Japan, in places such as the Fujisawa Smart Town, which is now under construction, I asked Evans if the U.S. Eco Solutions team will focus on energy storage or energy efficiency initiatives. For now, that’s not a priority. “Energy efficiency and batteries and some other capabilities are ones that we are having discussions about at a strategic level and thinking about,” he said.

Walking the talk

You can see myriad demonstrations of Eco Solutions technologies and sustainable design principles in action at the 12-story new building in Newark, corporate base for about 800 employees.

Daylight harvesting sensors and controls are used throughout the workspace, while up to 90 percent of the offices and cubicles on any given floor have access to natural lighting. Panasonic solar panels are used on the roof, and low-flow water fixtures and rainwater capture systems have reduced water usage by at least 37 percent vis a vis comparable buildings. Most of the on-site cafeteria is used for customer tours, because Panasonic refrigerators and appliances figure prominently in its green products portfolio. “We’re trying to live the creed, live the things that we sell,” Noonan said.

Although the building has been occupied only since late summer 2013, Panasonic already has collected two sets of quarterly data measuring the new facility’s energy consumption using ISO 14000 systems transferred from Secaucus, N.J. “As of December, we were about 52 percent under what we would have been,” said David Thompson, Director of Corporate Environmental Department, Panasonic North America.

Top image of the Panasonic booth at the 2014 Consumer Electronics Show by Kobby Dagan via Shutterstock

Los empleados de Panasonic cobrarán más por trabajar en ciudades chinas de alta contaminación

Personal Panasonic ganan de peligrosidad en las ciudades chinas contaminadasPanasonic ha confirmado que tiene la intención de proporcionar el personal que trabaja en las ciudades chinas una prima salarial para compensarles por los efectos de la creciente crisis de contaminación del país.

De ésta manera, Panasonic intensificará la presión sobre el gobierno chino para luchar contra los peligrosos niveles de contaminación que afligen a muchos de sus ciudades más grandes. El gigante de la electrónica reveló que la amenaza para la salud que plantea el elado indicador de concentración de partículas en suspención en el aire (PM 2,5), por lo cual que llevaría a cabo una “revisión especial” de pagar por dicho personal enviado a las ciudades chinas.

Al igual que muchas multinacionales, Panasonic ofrece ya las primas de vida difíciles para los ejecutivos pidieron a reubicarse en el extranjero, pero el movimiento se cree que es la primera vez que una empresa ha vinculado específicamente el pago de primas a la crisis de contaminación de China.

La empresa se negó a revelar los montos involucrados, ni cuántas personas clasificarán para la compensación. Sin embargo, la medida aumentará la presión sobre otras multinacionales a compensar de manera similar los ejecutivos que trabajan en China.

También pone de relieve el grado en que la economía de China y su capacidad para atraer y retener a los altos ejecutivos se ven socavados por la contaminación atmosférica que afecta a muchos de sus centros urbanos.

El gobierno ha puesto en marcha una serie de iniciativas en los últimos años para tratar de frenar la contaminación del aire y está trabajando en el fortalecimiento de la legislación ambiental general del país, lo que le daría las autoridades más poder para cerrar instalaciones contaminantes e imponer multas elevadas a las empresas que violan ciertas reglas de contaminación del aire . Un importante programa de inversiones también se ha puesto en marcha para hacer frente a la contaminación atmosférica y del agua, después ministro Li Keqiang ha declarado recientemente “guerra contra la contaminación.”

Sin embargo, los esfuerzos para reducir las emisiones están aún por tener un efecto apreciable, con nuevas cifras dadas a conocer durante el fin de semana muestra que sólo tres de 74 ciudades evaluadas cumplen las normas de calidad del aire del gobierno el año pasado.

Profesor Kamel Mellahi de Warwick Business School dijo que la decisión de Panasonic podría ser un precedente importante. “Aunque las multinacionales siempre han pagado una prima por los riesgos y los empleados compensados ​​por una menor calidad que vive en ciertas partes del mundo, esta es la primera vez que una multinacional ha decidido pagar una prima por la contaminación”, dijo. “Esto pone una enorme presión sobre otras multinacionales a seguir su ejemplo. Dado el alto estado de Panasonic en China, se espera que otras multinacionales para iniciar la introducción de algo similar.

“El pago tiene sentido dado el nivel peligrosamente alto de contaminación en algunas ciudades urbanas como Beijing y Shanghai. Otras multinacionales han compensado a sus empleados por un montón de problemas, pero no han marcado explícitamente como indemnización por la contaminación. A menudo justifican como ajuste para variaciones relacionadas con los riesgos de salud y seguridad en el trabajo. Pero ha abierto Panasonic caja de Pandora mediante la introducción de esta práctica? “

Este artículo apareció originalmente en Business Green . Imagen Horizonte chino por Hxdbzxy travésShutterstock .

Tesla y los nuevos materiales para los vehículos del futuro

Tesla es el fabricante de automóviles eléctricos más exitoso de la historia, y eso que la historia tiene experiencias que no prosperaron en materia de autos eléctricos que remontan a los años 80´s. No es una tecnología nueva, pero Tesla supo reinventarla y popularizarla. Sus plantas están colmadas en su capacidad. La demanda de China se acrecienta. Y ya se están peleando diversos estados de EE.UU. para que radique una planta de 1.6 mil millones de dólares de inversión para fabricar las baterías que va a necesitar para su expansión futura, financiada con la emisión de obligaciones negociables convertibles en acciones.

Pero la acción, lejos de caer ante el anuncio de dilución, no hizo más que aumentar su valor. Luego de los buenos resultados corporativos del último trimestre cerrado en diciembre 2013, las perspectivas para este año apuntan a que esa tendencia continúe. Las proyecciones favorables se basan en el desarrollo de estaciones de carga para los vehículos Tesla (Supercharger) y en la prestación de servicios a lo largo de EE.UU. Además, hay un potencial de expansión aún mayor en Europa y Asia, donde la empresa espera que las ventas de sus vehículos sea el doble que las registradas en EE.UU. para fines de este año.

China apunta a ser una de las claves del futuro de Tesla luego de una discreta apertura de una concesionaria en Beijing. Si bien la empresa no quiere revelar el número de órdenes en ese país, se estima que la demanda es fuerte y sería poco probable que pueda cumplir con todos los pedidos. A medida que avanza la demanda, también deberá desarrollar una red de Supercharger en ese país. Por otra parte, si las promesas de la producción de baterías a bajo costo y el lanzamiento de un nuevo modelo se convierten en realidad, este podría convertirse en un mejor año para Tesla. El modelo X SUV saldrá a la venta a principios del próximo año, pero la empresa empezó a captar algo de atención, por lo que se estima que la demanda será muy alta.

Asimismo, la empresa requiere de una mayor oferta de celdas de iones de litio, por lo que anunció su plan para construir de una gran planta productora que demandaría una inversión de 5 billones de dólares. Esto le permitiría obtener una importante reducción de costos en la producción de baterías, así como también obtener un mayor rendimiento de las mismas ante el desarrollo de nuevas tecnologías. Panasonic (6752 JP), que hoy por hoy es el mayor proveedor de las celdas de baterías de litio de Tesla, podría participar en el desarrollo de esta planta, aunque este dato no está confirmado.

Esta semana, el sondeo de la industria automotriz de Consumer Reports, que considera cuestiones de calidad, fiabilidad y satisfacción del consumidor, ubicó a su modelo S Sedán en el tope del ranking de vehículos, obteniendo un puntaje casi perfecto. Esto por supuesto fue una grata noticia para los accionistas de Tesla, que volvieron a registrar importantes subas. En tanto, a medida que Tesla ha ganado popularidad, otras firmas de gran tradición en la industria han perdido algo de su prestigio de acuerdo con la encuesta. Ford (F) tuvo su peor ubicación en el ranking desde que Alan Mulally se convirtiera en el CEO de la empresa en 2006. Esta baja en el ranking tiene que ver con las dificultades que tuvo con sus sistemas Ford Sync y MyFord Touch. Con un puntaje de 50 puntos, Ford se ubicó como la segunda peor marca.

Cabe señalar que, si bien los fabricantes de automóviles japoneses han tenido históricamente varios modelos dentro los primeros puestos del ranking de Consumer Reports, este año sólo en cinco de las 10 categorías relevadas aparecen autos de fabricantes japoneses. Teniendo en cuenta cuestiones relacionadas a la calidad, desde Consumer Reports han señalado que se están viendo mejores productos en otras regiones del mundo.

En un proceso de franca expansión, Tesla tiene la expectativa de vender alrededor de 35.000 unidades de su modelo S en 2014. El CEO de la empresa tiene previsto viajar a China para entregar el primer modelo S en ese país. Ante el fuerte avance de las cotizaciones de TSLA, la compañía se ha vuelto comparativamente más cara según sus ratios. Por ejemplo, el ratio Price-to-Earnings (PE) de la ganancia proyectada se ubica en torno a las 116 veces, mostrándose muy por encima de otras compañías del sector como es el caso de Ford, que cotiza a 10,5 veces sus ganancias proyectadas, o Toyota cuyo ratio PE se ubica en 14,3 veces las ganancias esperadas. El sector en promedio tiene un PE de 9,4 veces las ganancias proyectadas.

Por otro lado, si miramos el ratio entre el precio y las ventas de los últimos 12 meses, Tesla cotiza a 7,9 veces las ventas del año, mientras que para el promedio del sector dicho ratio es de 0,4 veces. A pesar que el sector muestra un dividend yield considerable (2,4%), Tesla no adoptó aún una política de reparto de utilidades, aunque quizá en un futuro próximo lo haga.

Lo antes expuesto podría marcar un quiebre dentro de una industria clave para EEUU, donde Tesla podría representar un cambio de paradigma y lograr imponerse en una nueva forma de producción de automóviles asociada a las altas tecnologías. La compañía agrupa la tradición de la empresa automotriz y con la innovación del negocio tecnológico, lo que la convierte en una firma atractiva y con gran potencial, y eso explica en gran parte el buen desempeño que viene mostrando. A pesar de mostrarse relativamente cara en relación a sus comprables, el potencial de la compañía todavía no alcanzó su máximo desarrollo por lo que se convierte en una apuesta interesante de cara al futuro.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑