Tesla y un cambio de “sustancias” en el auto del futuro cercano

Tesla Motors es un fabricante californiano de vehículos eléctricos y fabrica los únicos coches eléctricos capaces de hacer más de 400 kilómetros sin recargar las baterías, vende todo lo que fabrica y tiene lista de espera, pero lo más importante es que su cotización ha pasado de US$17 por acción en 2010, cuando salió a Bolsa, a superar los US$155 al cierre del jueves 26/12, y creciendo casi un 3% diario.
Apple, la compañía con mayor capitalización bursátil del mundo, tiene dinero para poder comprar Tesla, pero lo que no queda muy claro es cuál sería el papel de Elon Musk, el presidente de Tesla. Él podría remover los cimientos de Apple.
Tesla nació a través de Elon Musk, un empresario cuya fortuna personal -según la revista Forbes- ya es de 4.700 millones de euros, y se ha duplicado en el último año como consecuencia de la subida de las acciones de Tesla Motors y del buen funcionamiento de otra de sus empresas geniales, SolarCity, especializada en la producción de paneles solares.
El principio de su gran fortuna la consiguió al vender Paypal, compañía que él mismo fundó, a e-Bay en el año 2002. Musk es un físico estadounidense nacido en Pretoria, Sudáfrica, en 1971, y hoy día tiene 4 o 5 proyectos en marcha mientras abundan las versiones de que Apple podría o comprar Tesla e incorporar a Musk en su cúpula directiva, o es lo que podría hacer Ford Motor.
Su primer modelo, el Roadster, un vehículo basado en un Lotus Elise, con una carrocería y otros componentes mecánicos fabricados por la propia Lotus, pero con la cadena cinemática, motor, caja de cambios y transmisiones, transformada en un sistema eléctrico, fue presentado en el Salón de San Francisco en el año 2006, tenía una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y su autonomía era de 360 kilómetros.
En el año 2012 se lanzó al mercado un nuevo modelo de Tesla, el Model S, un vehículo todavía más separado de lo que, para el resto de fabricantes de automóviles, representa el concepto del coche eléctrico porque es una berlina de 5 metros, que ofrece la posibilidad de poner otras 2 plazas para niños en el sentido contrario a la marcha, lujosa y amplia, velocidad de 212 km/h, y autonomía de 412 kilómetros.
En 2014, Tesla lanzará una variante 4×4 de su Model S, el Model X, del que ya se han visto algunas imágenes: vehículo de dimensiones compactas, con una gran autonomía y con un precio de acceso de US$25.000.
Tesla guarda escondidas sus principales armas. Por ejemplo, cómo conseguir que mientras los otros fabricantes tienen coches con una autonomía de 200 kilómetros, en sus vehículos esta cifra aumenta hasta los 400 km. De momento, se puede hablar de precio, porque un Model S cuesta más caro que otro coche eléctrico, pero… las cosas cambiarán.
Hace unas semanas, Tesla Motors ha inaugurado en el corredor de la costa Oeste de USA, un recorrido con supercargadores puestos por la marca en puntos estratégicos que aseguran que un conductor de un Tesla puede viajar desde Vancouver, en la frontera con Canadá, hasta Tijuana, en México, al volante de su coche y sin problemas
Estos supercargadores, que son gratuitos para los clientes de Tesla, permiten recargar el 80% de las baterías en 20 minutos. Es decir, que un conductor de un Tesla Model S puede recorrer 300 kilómetros, parar 20 minutos a tomar un café, rellenar sus baterías y seguir otros 300 kilómetros. Vamos, que Tesla hace viable ya el coche eléctrico.
Los planes para los cargadores no son solo para USA, porque Tesla tiene una proyección a nivel mundial. En el caso de España, lo previsto es que a finales de 2014, o en 2015, pueda haber en funcionamiento un corredor entre Barcelona, Madrid y Lisboa en el que cada 300 kilómetros haya un supercargador de Tesla… y gratuito para los clientes de la marca.
Apple, la compañía con mayor capitalización bursátil del mundo, tiene dinero para poder comprar Tesla, pero lo que no queda muy claro es cuál sería el papel de Elon Musk, el presidente de Tesla. Él podría remover los cimientos de Apple.
 En noviembre también ocurrió un acercamiento de Daimler Benz a Tesla Motors. La compañía alemana ya tiene un paquete accionarial de Tesla, pero ahora parece interesada en ampliar los acuerdos. La razón fundamental es que BMW ya tienen su vehículo 100% eléctrico, el i3, mientras que Mercedes no tiene un proyecto avanzado de coche eléctrico para comercializar, aunque si tiene muchos estudios y prototipos.
 Tesla ha sufrido una pequeña tormenta cuando el NHTSA estadounidense, encargado de la seguridad en las autopistas, inició una investigación sobre la seguridad del Model S, tras producirse el incendio de 3 vehículos de la marca en condiciones extrañas.
 Tras un concienzudo estudio el NHTSA ha confirmado las 5 estrellas del Model S y le considera como uno de los vehículos más seguros en USA, lo que ha vuelto a relanzar la compañía: las acciones, que llegaron a rozar la barrera de los US$200 por título en septiembre pasado, cayeron drásticamente tras conocerse el caso de los incendios hasta los US$120, y tras el anuncio del informe muy positivo han retomado la senda alcista, al +3% diario.

Tesla y los nuevos materiales para los vehículos del futuro

Tesla es el fabricante de automóviles eléctricos más exitoso de la historia, y eso que la historia tiene experiencias que no prosperaron en materia de autos eléctricos que remontan a los años 80´s. No es una tecnología nueva, pero Tesla supo reinventarla y popularizarla. Sus plantas están colmadas en su capacidad. La demanda de China se acrecienta. Y ya se están peleando diversos estados de EE.UU. para que radique una planta de 1.6 mil millones de dólares de inversión para fabricar las baterías que va a necesitar para su expansión futura, financiada con la emisión de obligaciones negociables convertibles en acciones.

Pero la acción, lejos de caer ante el anuncio de dilución, no hizo más que aumentar su valor. Luego de los buenos resultados corporativos del último trimestre cerrado en diciembre 2013, las perspectivas para este año apuntan a que esa tendencia continúe. Las proyecciones favorables se basan en el desarrollo de estaciones de carga para los vehículos Tesla (Supercharger) y en la prestación de servicios a lo largo de EE.UU. Además, hay un potencial de expansión aún mayor en Europa y Asia, donde la empresa espera que las ventas de sus vehículos sea el doble que las registradas en EE.UU. para fines de este año.

China apunta a ser una de las claves del futuro de Tesla luego de una discreta apertura de una concesionaria en Beijing. Si bien la empresa no quiere revelar el número de órdenes en ese país, se estima que la demanda es fuerte y sería poco probable que pueda cumplir con todos los pedidos. A medida que avanza la demanda, también deberá desarrollar una red de Supercharger en ese país. Por otra parte, si las promesas de la producción de baterías a bajo costo y el lanzamiento de un nuevo modelo se convierten en realidad, este podría convertirse en un mejor año para Tesla. El modelo X SUV saldrá a la venta a principios del próximo año, pero la empresa empezó a captar algo de atención, por lo que se estima que la demanda será muy alta.

Asimismo, la empresa requiere de una mayor oferta de celdas de iones de litio, por lo que anunció su plan para construir de una gran planta productora que demandaría una inversión de 5 billones de dólares. Esto le permitiría obtener una importante reducción de costos en la producción de baterías, así como también obtener un mayor rendimiento de las mismas ante el desarrollo de nuevas tecnologías. Panasonic (6752 JP), que hoy por hoy es el mayor proveedor de las celdas de baterías de litio de Tesla, podría participar en el desarrollo de esta planta, aunque este dato no está confirmado.

Esta semana, el sondeo de la industria automotriz de Consumer Reports, que considera cuestiones de calidad, fiabilidad y satisfacción del consumidor, ubicó a su modelo S Sedán en el tope del ranking de vehículos, obteniendo un puntaje casi perfecto. Esto por supuesto fue una grata noticia para los accionistas de Tesla, que volvieron a registrar importantes subas. En tanto, a medida que Tesla ha ganado popularidad, otras firmas de gran tradición en la industria han perdido algo de su prestigio de acuerdo con la encuesta. Ford (F) tuvo su peor ubicación en el ranking desde que Alan Mulally se convirtiera en el CEO de la empresa en 2006. Esta baja en el ranking tiene que ver con las dificultades que tuvo con sus sistemas Ford Sync y MyFord Touch. Con un puntaje de 50 puntos, Ford se ubicó como la segunda peor marca.

Cabe señalar que, si bien los fabricantes de automóviles japoneses han tenido históricamente varios modelos dentro los primeros puestos del ranking de Consumer Reports, este año sólo en cinco de las 10 categorías relevadas aparecen autos de fabricantes japoneses. Teniendo en cuenta cuestiones relacionadas a la calidad, desde Consumer Reports han señalado que se están viendo mejores productos en otras regiones del mundo.

En un proceso de franca expansión, Tesla tiene la expectativa de vender alrededor de 35.000 unidades de su modelo S en 2014. El CEO de la empresa tiene previsto viajar a China para entregar el primer modelo S en ese país. Ante el fuerte avance de las cotizaciones de TSLA, la compañía se ha vuelto comparativamente más cara según sus ratios. Por ejemplo, el ratio Price-to-Earnings (PE) de la ganancia proyectada se ubica en torno a las 116 veces, mostrándose muy por encima de otras compañías del sector como es el caso de Ford, que cotiza a 10,5 veces sus ganancias proyectadas, o Toyota cuyo ratio PE se ubica en 14,3 veces las ganancias esperadas. El sector en promedio tiene un PE de 9,4 veces las ganancias proyectadas.

Por otro lado, si miramos el ratio entre el precio y las ventas de los últimos 12 meses, Tesla cotiza a 7,9 veces las ventas del año, mientras que para el promedio del sector dicho ratio es de 0,4 veces. A pesar que el sector muestra un dividend yield considerable (2,4%), Tesla no adoptó aún una política de reparto de utilidades, aunque quizá en un futuro próximo lo haga.

Lo antes expuesto podría marcar un quiebre dentro de una industria clave para EEUU, donde Tesla podría representar un cambio de paradigma y lograr imponerse en una nueva forma de producción de automóviles asociada a las altas tecnologías. La compañía agrupa la tradición de la empresa automotriz y con la innovación del negocio tecnológico, lo que la convierte en una firma atractiva y con gran potencial, y eso explica en gran parte el buen desempeño que viene mostrando. A pesar de mostrarse relativamente cara en relación a sus comprables, el potencial de la compañía todavía no alcanzó su máximo desarrollo por lo que se convierte en una apuesta interesante de cara al futuro.

Tesla: las acciones del auto electrónico suben 18 % en un día

ImagenLas acciones de la firma de autos eléctricos Tesla subieron 18 por ciento ayer, como el fabricante dio conocer los resultados del segundo trimestre que superaron holgadamente las expectativas de los analistas.

La compañía registró ingresos por $ 387.9m durante el segundo trimestre, una mejora drástica frente a los $ 26.7m registrados durante el mismo período del año pasado, mientras que las entregas de los modelos S sedán eléctrico de la compañía llegaron a 5.150 durante los tres meses.

El presidente ejecutivo, Elon Musk, dijo que con el lanzamiento del automóvil en Europa y Asia se acerca rápidamente, el objetivo de ofrecer una tasa anual de ventas de 40.000 unidades a finales del próximo año de la compañía ahora parecía “bastante seguro”.

La compañía también informó que sus márgenes operativos alcanzaron 22 por ciento, la entrega de un beneficio operativo de 20 centavos por acción.

Las acciones de la empresa subieron a un récord de 158,88 dólares, continuando con una tendencia al alza que ha visto su subida precio de la acción rápidamente desde que anunció a principios de este año que había alcanzado la rentabilidad por primera vez.

Los inversores están apostando a que el Modelo S y los modelos futuros que se espera que cuentan con un mayor alcance tienen el potencial para impulsar los vehículos eléctricos en la corriente principal, el establecimiento de los EE.UU. de puesta en marcha como un verdadero rival para los gigantes mundiales de automóviles.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑